26 noviembre 2010

El tipo

Y él...
Desde siempre ha sido algo -no mucho- extrovertido, hocicón, una máquina de hacer preguntas, de hacer respuestas, de hacer de todo, a veces siendo vulgar, a veces siendo presuntuoso, a veces siendo sarcástico, a veces siendo divertido, a veces siendo dañino, a veces siendo oportuno, pero siempre siendo él. Por que era un modo de seguir viviendo sin ser vencido por el aburrimiento, ni muerto por la soledad.

En ese momento se dio cuenta de que gran parte del problema había sido su propia mente, que habitualmente avanzaba a un ritmo acelerado.

Ellos lo tenían por un loco, por un extraño, por un chiflado y hasta por un suicida, según la ocurrencia de la que se tratara, pero tal vez había de ser un simple caso de hiperactividad mental... podía ser un simple efecto de estar constantemente (siempre), en hiperactividad mental.

De cualquier modo, era el tipo de cosas que se llegan a controlar con los años, después de un tiempo; uno llega a controlarlo si encuentra salidas para esa hiperactividad, por ejemplo: un músico tiene sus salidas en la música, aunque no siempre haya querido ser un músico, cuando conoce su oficio encuentra la salida. Y sobre todo su potencial.

Tras un momento de poder hacer lo que le gustaba (por una casualidad), descubrió que era lo que siempre había deseado. Al principio, no fue muy bueno, estaba demasiado entusiasmado como para ser bueno. Pero comprendió que tenía la posibilidad de ser en ese trabajo, no simplemente bueno, sino grandioso.  Y bastó esa noción para ponerlo en los cuernos de la luna.
Al mismo tiempo comenzaba a comprender el gran principio que mueve todo, que mueve el universo, o al menos esa parte que se relaciona con las carreras y con el éxito: uno encuentra a un tipo loco, desquiciado que anda corriendo por dentro de uno arruinándole la vida. Lo persigue hasta un rincón y lo atrapa. Pero no lo mata, ni lo daña, ni lo amenaza, ¡claro que no!, la muerte es demasiado piadosa para tipos de esa calaña. Mejor se le saca provecho. Se le pone un yugo y un arnés y se empieza a arar. Una vez que uno le encuentra la medida, ese tipo trabajo como un demonio, y le proporciona unas cuantas diversiones de vez en cuando. A eso se reduce todo en realidad.

Y con eso basta... y bastará.

Estoy emocionado como una quinceañera antes de ser manosiada por el cabrón que le gusta. D:




He He Tu Tu - Armando Palomas



He tirado en el cesto de mis recuerdos,

una calle, una libreta, una canción;
un anillo, copas de ginebra fría;
una blusa, una guitarra y un botón...
Y he quemado en la hoguera de las pasiones,
57 besos que nunca he dado;
un ombligo, una arracada y un gemido;
dos ligueros que nunca pude arrancar...
Y he perdido en una central camionera,
una lagrima de virgen y un rosario;
un bolero, una mujer y una cartera;
diez marcas en cada mes del calendario...
Y enterrado en el panteón de mi cabeza
una sabana, un colchon y una pistola;
unos besos de saliva con cerveza;
un borracho, una botella, una pianola...
y asfixiado en el rio de los 7 excesos
dos palabras de rodillas y un te quiero;
13 rosas que marchito la costumbre;
para poder seguir siendo para ti....


tu resta, suma y multiplicación;
tu gorila, tu chango, tu chaperón;
tu taxi, tu tranvia y tu camión;
tu tequila, tu sangrita y tu limón;
tu plato, tu vaso, tu tenedor;
tu embrague, tu freno y tu motor;
tu chofer o tu piloto aviador;
tu torero, tu toro, tu picador;
tu toalla, regadera y tu jabón;
tu comadre, tu estilista y peinador;
tu guitarra, tu talí, tu trovador;
tu ambulancia, tu cruz roja y tu doctor;
tu escoba, trapeador, recojedor;
tu pesi, diputado y senador;
tu diploma, tu mención de honor;
tu rollo blanco y negro y a color;
tu mambo, tu merengue y cha cha cha;
tu rumba, tu cumbia tu bacacha;
tu samba, tu junta, tu rock and roll;
tu salsa, tu jarabe y tu danzón;
tu charro, tu armando tu canta autor;
tu cantina, tu vaso, tu guachicol;
tu muela, tu anestesia y tu dolor;
tu seguro y muy seguro
riatatata servidor.





Esa rola me late.

24 noviembre 2010

2.1 Ando bien random

Bien, estoy hasta la madre de tarea, de trabajo, y de una que otra actividad extra. Me organizo lo mejor que puedo y el tiempo me está rindiendo bastante. Esta y la que viene serán de las semanas más pesadas que voy a tener en el año, apenas es miércoles de madrugada, y siento que voy a reventar. El fin de semana me la pasé haciendome pendejo descansando, pero me siento cansado mentalmente. Y eso está de la vil fregada, pues en el tiempo que debo ocupar para dormir, lo ocupo en pensar mientras me pico el ombligo y veo cuanta pelusa junto.
Es cagado que cuando uno necesita estar concentrado específicamente en algo, nomas no se puede. Me he estado acordando bastante de un amigo que falleció hace dos años, he estado pensando en mis relaciones, he estado pensando en lo que he hecho los últimos tres meses. Creo que ando muy estresado. Pasando éstas dos semanas, tengo pensado mandar a la chingada el trabajo y buscar algo que sea más tranquilo, me dan ganas de entrar a trabajar por temporada navideña a un expendio o algo así, que aunque me deje una entrada más baja de dinero, me la de constante, total nomas mantengo a mis vicios y a una perra. Es buena la paga por comisión más los vales de gasolina que tengo en la inmobiliaria, pero está cabrón cuando nomas no se puede. En éste mes soltaron los subsidios federales para el INFONAVIT, así que todos andan como perros tras los clientes, y todos los clientes andan de mamones por que hay mucha oferta de viviendas. Hijos de puta. Creo que ahora que estoy escribiendo ésto me doy cuenta de que lo que me estresa es tratar con gente que se da su pinche paquetote... y no valen verga. Uno de ley tiene que hacerla de lavacocos, pero ahora de lavacocos y arrastrado. He tenido uno que otro roce con los demás asesores por lo mismo de que nos peleamos a los clientes. 

Estoy haciendo una terapia de escribir todo lo que se me ocurra, ya sea en una libreta o acá en el blog. Así que esta mugre se va a estar actualizando seguido. Antes no tenía muchos empachos en publicar así, pero ahora me lee más gente (gente que ni me conoce y que posiblemente no le interesa mi vida (a menos de que seas una ex, una pretendiente, o un enemigo de esos mortales que tengo)) y a pesar de que nunca escribo sobre algo en específico, la pienso para publicar post así como van, y no sé por que. 

Lo único que sé, es que en el trabajo:

Y ya me largo que es la 1:28 am, y debo de estar dormido soñando con una vieja.

23 noviembre 2010

De soledades y cosas peores

En la anterior entrada ella me dejó un comentario haciendo referencia a la amiga de los amargados (soledad) que hizo que me acordará de un escrito de Julio.

Yo les comentaba que a veces casi siempre clasificamos a las amistades, y en el escrito que les cuento dice:
Tal vez deberíamos hacer lo mismo con nuestras soledades -catalogarlas-, nos referimos a nuestras soledades como simplemente "soledad", como si todas fueran iguales. No solemos hacer diferencia entre ellas: la más melancólica, la más fría, la más triste, la más dolorosa. Hay que conocerla y redefinirla cada que se presenta, una soledad te acompaña en cada momento, por decirlo así, la única compañía siempre garantizada.
Conocer a nuestras soledades es como conocerse a uno mismo. A veces la quieres, a veces no la aguantas, pero nunca la niegas, es como la sombra que siempre nos acompaña. Unas son buscadas, otras llegan solas, pero siempre son fieles y seguras. Hay quienes no las soportan, pero no disfrutarlas es como no quererse, y más cuando en ocasiones son tan necesarias. Malditas "choles" siempre son bienvenidas.

22 noviembre 2010

De amistad y cosas peores

Cuando va pasando el tiempo, uno va conociendo gente nueva y se va acordando se sus amistades antiguas, pensando en cual ha sido la amistad que nos ha aportado más o cuál será la que durará por siempre. Lógicamente hacemos distinción entre todas, vamos catalogando esas compañías; los que siempre te hacen reír; los que siempre están puestos para ponerse ebrios contigo haya o no dinero; los que te cuentan siempre sus problemas; los que dicen que te extrañan y nunca hacen nada por buscarte; los que no ves muy seguido pero cuando te los topas los recibes con una sonrisa; los que te acompañan en los momentos aburridos; aquéllas con las que falló una relación y todo acabó en "amistad" (aunque siempre uno u otro se queda clavado); los que sólo te buscan para pedirte un favor; los que sólo buscas para pedirles un favor; los que son de otras partes del país; los que ya perdiste contacto; los que terminó todo mal; los que te gustaría poder pasar más tiempo; los que ignoras cual es día de su cumpleaños y ellos el tuyo pero se la pasan muy bien juntos; en fin. 
Creo que he conocido mucha gente, y con muchas personas he tenido muchas discusiones por que soy muy hocicón y por que me gusta pensar que tengo la razón y además hacerlo saber. Pero con todas esas personas que me he topado, sea física o virtualmente, estoy seguro que han aportado algo bueno o malo a mi vida, no sé si yo he hecho lo mismo con la de ellos. Pero en los momentos que uno quiere estar solo, son pocas las personas que saben que uno no quiere estar con nadie. Creo que esos son los que saben ser más amigos que los que quieren estar averiguando y no respetan el silencio. Esos que saben guardar distancia son los que por lo general no valoramos -o no sé valorar-.

Hoy me estoy acordando de ellos.

D.E.P.


17 noviembre 2010

Asté pregunte

Pues como éstos días han estado medio puñetas, y como no tengo nada interesante que contar -nomas hoy-, voy a hacerla de puberto de 14 años y a contestar un chismografo virtual (ya que no me acuerdo de haber hecho uno en la secunadaria) que vi en el blog del amargado Destroyer, y que el a su vez vio en el blog de una señorita que tiene combis del terror o algo así medio bizarro mal pedo, y dije va me lo aviento... Aunque algunas son preguntas para viejas, éste es un país libre, y puedo publicar lo que yo quiera, y ustedes no. Y sobres hay está:
  • ¿Por qué creaste el blog?
Porque publicaba en un foro con unos compas y existía una "democracia" que siempre me mandaba a la chingada, y pues ya tenía un buen rato leyendo a uno que otro blogger -muchos de los que leía ya se murieron- y pues empecé a publicar pendejadas para ustedes y para mi. Además de que no tengo amigos.
  • ¿Qué tipo de blogs sigues?
Por lo general sigo de raza que escribe sobre situaciones de sus vidas raras, los que tienen un tema muy específico (de puras cosas ateas o de política siempre son pan con lo mismo), pero creo que sigo de todo; moneros, de música, de cuentos cortos, de critica zoocial, de quinceañeras gordibuenas despechadas, de borrachos en decadencia que se creen especiales, etc.
  • ¿Tienes alguna marca preferida de ropa?
Adidas, pero nomas en tenis, lo único que puedo presumir que compro en tiendas y que es original, son los zapatos y los tenis, la verdad la mayoría de mi ropa es de fayuca, hasta los calzones del pumas que se me despintaron y me sacaron ronchitas. Pero tengo una que otra garra buena, bonita y sobre todo robada :)
  • ¿Cuál es tu producto de maquillaje imprescindible?
El labial rojo pasión carmín. WTF!
  • ¿Tu perfume?
Tengo una loción para después de rasurar que se llama Don Pedro Domecq.
  • ¿Color favorito?
El azul huatúlco, ese color rifa y es exclusivo de las pinturas en aerosol general. D:
  • ¿La película que más te ha gustado?
Full metal jacket.
  • ¿Qué países te gustaría conocer y porqué?
Cuba, para traerme a una Liz Vega. 
  • Menciona dos blogs que recomendarías visitar y por que.
El de No hay como lo de uno, por que es de los primeros de imágenes que empecé a seguir y por que sigue actualizando Y el BlogBus, por que ahí escribo pendejadas de vez en cuando y por que casi nadie lo visita.


Después de esas preguntas, según el Destroyer, añadió otras de un compa suyo quesque para verse más varonil y no poner en duda sus preferencias sexuales por las preguntas del maquillaje.
  • ¿Lugar del país que más te gusta y porqué?
Guanajuato me late bastante, pero hay un viaje que tengo ganas de hacer desde hace varios años, el de Chihuahua - Pacífico Chepe, atravieza Barrancas del Cobre y se ve bien chingón.
  • ¿En dónde haz conocido a la chava más guapa de lo que llevas vivido y cómo es/era?
En el kinder, tenía el pelo café y los dientes chuecos, era blanca medio chaparrita, aunque en aquel entonces yo era más chaparro que ella. Me ponía estrellitas en la frente cuando contestaba bien una pregunta de las que me hacía, y un sellito de abejita trabajadora cuando llevaba la tarea,  por ella hasta me portaba bien en sus clases. Ya no sé como es, pero neta que me gustaba un chingo la maestra. 
  • ¿Haz tenido pex con tus chavas por tu actitud de amargoide o te la llevas leve? (esa iba dirigida especialmente para el amargoide pero bah! yo también la contesto).
No, hasta eso soy bien chido, que se amarguen los pobres :D 
  • ¿Cuál es el congal más gacho que haz visitado?
Fue la casa de la tía de un wey que ni conocía O_O, estaba grotescote el lugar, había gallinas por todos lados y mucha cerveza, ponían canciones de Valentin Elizalde, y la tía de ese wey se peliaba con su nuera, le decía de mamadas y luego pistiaba con nosotros. No cobraban por estar ahí, pero he visitado varios tugurios más decentes que esa casa.
  • ¿Cuál fue el primer disco/casette/cd que te compraste con el varo ganado con el sudor de tus nalgas tu frente?
El de Californication de Red Hot Chili Peppers.
  • ¿Cuál es el gadget sin el que no puedes vivir?
Mi lap. Ésta que tengo está chida, pero me gustaba más la que me robaron. snif snif
  • ¿Con qué tipo de bebida te pusiste tu primera peda y cómo fue?
Cuando estaba en la secundaria empecé de alcohólico, pero era de una caguama para 5 chavillos, después a los 15 años me puse una pedototota con mezcal, agua de la llave y jugo de naranja. Me puse ebrio por que si pasé en la prepa que quería, creo que esa resaca me duró casi dos días. 

Y pues como yo me piratie de allá ese meme, pues los invito a que también se lo pirateen si no tienen nada que hacer o nada interesante que decir.

Y ya me largo, saludes a todos los que pasan por acá. Ya voy a estar publicando seguido, tengo tiempo y ganas para escribir. Hay nos leemos. Paz


11 noviembre 2010

2.0 Destinamésta

¿Quién cree en el destino, en una inteligencia superior a la humana capaz de ordenar la vida de millones de seres, y, en donde no hay posibilidad alguna de defensa ni de resistencia por tratarse de un mandato divino irrevocable? Dos más dos son cuatro. Dios lo dijo. Esta es tu consigna en tu breve existencia. Serás esto o lo otro. ¿A callar...? ¿Cómo? ¿El poeta y el filósofo estaban equivocados cuando uno sostenía que "cada cual se fabrica su destino" y el otro "quien puede cambiar sus pensamientos puede cambiar su destino"? ¿Estaban en un error?
No hay nada escrito.

A veces no son más que puras coincidencias mal interpretadas. Como la gente que cree en el Karma, esa fuerza chingativa que va a moler a todos los que te caen mal.

No creo en el destino. Creo en el ahora.


Y ahora no sé que voy hacer y no sé que va a pasar, y lo único que se puede hacer cuando no se sabe que hacer y no se sabe que va a pasar, es esperar.


Tomar café me altera. Mucho.



09 noviembre 2010

T I E M P O

Tengo una maldita obsesión con el tiempo, desde que recuerdo siempre la he tenido, han llegado ocasiones en las que siento que no me rinde y  me gustaría que los días fueran de 32 horas, pero desde que empecé a usar una extraña agenda, he organizado y optimizado más mi tiempo. Soy de las personas que se sienten desesperadas por no poder llegar a la hora acordada, a sí sean 5 minutos tarde, sufro bastante y por eso trato de llegar unos minutos antes a todos lados. Me enfada que la gente no llegue a la hora que es, que se les haga tarde por no organizarse. Me repatea. Cuando eso pasa, dejo de tomar en serio a las personas. Hay veces que no se puede llegar a la hora por una u otra cuestión, siempre pasa, a mi me ha pasado muchas veces, pero cuando uno le toma la medida a la persona, la va catalogando en los puntuales, y los hijos de puta. 

Cuando estaba en la prepa, tenía una clase que empezaba a las 7:00 am, la prepa me quedaba como a media hora de camino (en el camión), esa clase era la que más odiaba de todas, era química,  nunca me ha gustado la química. Esa materia era la segunda vez que la cursaba, fui el único mi grupo que no pudo pasar esa materia. Siempre llegaba temprano, a veces con sueño y flojera y otras veces nomas con flojera, por lo general llegaba 10 minutos antes de las 7, y siempre me encontraba en el salón al profe, yo era el primer alumno de esa materia que llegaba, una que otra vez llegaba un despistado, pero no pasaba de ahí. La primera vez que llegué y estaba el profesor en el salón. recuerdo que me dijo -"¿usted qué?, ¿se cayó de la cama?", - y le contesté -"¿y usted qué?, ¿se quedó a dormir aquí?"-, no me contestó, sólo se limitó a agarrar su café y decir - ya, pasele al salón.

En la clase nunca participé, sólo cuando me tocaba exposición; trataba de llevar la tarea, pero no la hacía siempre; me sentaba hasta atrás; no platicaba con nadie, por que no conocía a nadie [además de que soy  algo antisocial]; y así me la pase el semestre, llegando temprano y medio cumpliendo. Pero siempre que llegaba, ahí estaba el profesor. Siempre antes que yo, el culero no faltó ningún día... Y yo tampoco. Nunca platicábamos, solo nos dábamos los buenos días.

Al final del semestre, reprobé otra vez la materia y me fui al examen extraordinario, si no lo pasaba, me corrían de la prepa. Nunca presenté el examen. 

El día del examen extraordinario, sólo lo íbamos a presentarlo 4 alumnos. El profesor nos entregó el examen, y dos weyes lo entregaron en blanco y se salieron, uno dijo -"no entiendo nada, mejor recurso la materia"-, el otro nomas se salió. Nomas quedamos una  chava y yo. El profe dijo,-tiene 2 horas para contestar el exámen -, y la chava dijo medio alterada - ¿cómo que tiene? ¿qué no somos dos?- y me volteó a ver -sí, tiene- dijo el profe, - nomas usted lo va a presentar, el joven es la segunda vez que presenta el examen y no creo que lo pase. ¡No mamen! Me emputé como pocas veces en mi vida, nomas dije entre dientes hijo de puta, y me salí encabronadísimo. Ya sabía que iba a reprobar, pero que no me dejara ni intentar, fue como una patada en las gónadas.  

En la prepa se usaba de pegar las calificaciones de los examenes en los pasillos. Ya casi todos estaban de vacaciones, menos los que presentábamos examenes extraordinarios. Pasaron dos días en los que le raye la madre y maldije al profe. Pensé en como decirle a mi mamá que ya me habían corrido. Y ya cuando estaba resignado a la cagadota que me iban a poner en la casa, me llama una amiga - ¡Fer! ¡no mames, si pasaste! acabo de ver los resultados, si no me crees ven para la escuela para que veas-. Lo único que pensé fue "aah pinche culera, se burla de mi" y total si me lancé para la escuela a ver, nomas para hacer tiempo para la cagada que me iban a poner.
Llegué, busqué mi nombre, y plaks! que si había pasado con 8.5. Me saqué de onda, estaba entre feliz y desconcertado. Y no fui ni para ir a buscar al profe para que me dijera que tranza. No me importaba, ahí decía que había pasado y en mi kardex que estaba en Internet también. Ya me la había pelado química.

Al siguiente semestre me dí de baja de esa prepa. No volví a ver al profe hasta 5 años después en una conferencia, me acerqué, lo saludé, y él me reconoció. Me dio gusto que me reconociera, me dijo que ya se había jubilado, y que tenía una tiendita. Me dijo, -¿se acuerda que siempre llegaba temprano a mi clase?, en todas las veces que dí clase a las 7 de la mañana, usted fue el único que siempre llegaba antes de la hora sin falta. El primer día que nos topamos en la mañana que me dijo que si me había quedado a dormir, dije a ver si éste siempre llega temprano, y me levantaba más temprano para ver si llegaba, me dio mucho gusto que no fallara y por eso lo pasé, y usted ni se molestó en preguntarme por que lo había pasado, de seguro pensó que me apendejé con las calificaciones ¿verdad?.- Me dio mucha pena no haber vuelto a ver que había pasado, pero así pasó. El profe me dijo: "ya se me hace tarde, hay nos vemos después joven, y espero que siga igual de puntual" Y se despidió.

Esas pinches cosas son de las que de una forma u otra me han dejado pensando. Y una de las cosas por las que me emputan los que no se toman el tiempo en serio. Me caga la gente que llega tarde siempre. Uno de ellos es el profe que me da clase a las 8 de la mañana. Está en mi lista de los hijos de puta.

Hay cosas que se describen, pero no se pueden definir. Una de ellas es el tiempo.. según yo. El tiempo perdido NUNCA se recupera (y tampoco las laptops robadas snif snif).

Pd. Disculpen, no he andado de metiche en varios de sus blogs desde hace un rato, espero que no hayan muerto en éstas casi tres semanas de ausencia. Espero aprovechar más el tiempo. 

Pd2. Ah sí, y chido a la banda que ha empezado a seguir el blog, hasta siento bonito llegar y ver que muchos desperdician su tiempo leyendo y hasta comentando por acá. Yeah!


Paz.