01 mayo 2011

Besos culpables

Julián estaba muy ansioso, su exnovia Janeth, aquella que tanto había querido (y con la que tanto había follado), se iba a casar. Ella lo había invitado a su boda. Solo a una mujer perversa o muy estúpida se le ocurriría hacer algo así, y más aun, pedirle que fuera padrino en su enlace matrimonial con Rodrigo, un hombre que, en muchos aspectos, era mejor que Julián.

Ella se atrevió a cometer tal aberración porque tuvieron una de esas extrañas relaciónes post-noviazgo de "amistad" amistad entre comillas por que eso no existe, no después de compartir tantas veces fluidos, él (a veces también ella) sigue con las ganas de volver a acostarse con ella. Por esa amistad de mentira que tuvieron después de su bonito noviazgo que pintaba para un futuro juntos, fue que Julián aceptó la invitación de su ex amada, pues según él, ya lo había superado.

Se llegaba el día de la boda, los preparativos estaban casi completos, Julián y Janeth no se habían visto mucho por esas fechas, y cuando lo hacían, solo era en ocasiones con muy poco tiempo, no hablaban más que exclusivamente de la boda, nada de pláticas para recordar el pasado, de hecho, nunca hablaron sobre su pasado, pues convivían como si no hubiera terminado su relación, excepto que ya no le daban gusto a la carne. Aunque por dentro, a Julián se lo estaba comiendo un sentimiento que no podía explicar, y a Janeth la confusión.

Cuando la relación de Julián y Janeth terminó, ellos no se hablaban, los dos la pasaron mal en muchos sentidos, sus amigos y familiares los trataban como si estuvieran de luto. Julián sin embargo, comenzó a salir con Karla, con Mayra, con Ana, con Monse, con Rosa, con la mamá de Rosa, con Diana, y con etecé, pero no dejaba de pensar en Janeth y compararla con las demás. Mientras que Janeth por su parte, se propuso meterse al gimnasio para ponerse más buena y que Julián se diera cuenta lo que había dejado ir, no duró más de dos semanas en el gimnasio, pues su amiga Rocio le presentó a Rodrigo, un estudiante de medicina que parecía tener un exitoso por venir, y sin darse cuenta, fue empezando una relación con él. Era un tipo educado, la trataba bien y la consentía en todo lo que ella deseaba, pero ella no dejaba de pensar en Julián y compararlo con Rodrigo.

Pasaron 3 años desde que terminaron, pero los dos seguían pensando en el otro, a pesar de tener ella a su pareja y él sus aventuras. Nunca se les pasó por la cabeza que deberían de buscarse.

Después de no verse en tanto tiempo coincidieron en una reunión de amigos que tenían en común, raramente  y para suerte de ambos, no llevaron pareja ese día. Lupita no quiso acompañar a Julián porque tenía un rosario en su casa; Rodrigo no acompañó a Janeth por que presentaba un examen al día siguiente. Ella se dio cuenta de que Julián estaba ahí y de que la estaba mirando. Al principio se incomodó, pero después de cruzar la mirada algunas veces, ella le sonrió, dando pie para que él se acercara y la saludara con un tímido hola. Platicaron durante mucho tiempo, se pusieron al corriente de sus nuevas vidas, pero claro, omitiendo a sus nuevos amantes. ¡Se puso más buena! pensó Julián mientras le miraba el escote y se imaginaba las redondas nalgas que tanto le gustaban.¡Sigue con su increíble buen humor! Pensó Janeth mientras miraba su bonita sonrisa de dientes chuecos. Cualquiera que hubiera visto ese cuadro, diría que eran la pareja perfecta.

Y así sin más, decidieron darse la oportunidad de ser "amigos", pero ella se acababa de comprometer con Rodrigo justo el mes pasado.

Pasó un año rapidísimo desde que se toparon en la reunión, salieron muchas veces al cine, a comer, a correr en la mañana, platicas largas bebiendo café por la noche; hicieron muchas actividades juntos, se divertían mucho, pero nunca platicaron acerca del pasado... Ni del futuro, solo se dedicaron a gozar del presente (tal y como lo diría un libro barato cualquiera de superación personal). Julián dejó de salir con tantas chicas, pero Janeth seguía en pie de casarse. Rodrigo nunca prestó mucha atención a la relación que su futura esposa llevaba con aquél tipo agradable, pues no sabía lo que había pasado entre esos dos, para él, Julián era uno más de tantos.

Faltaban dos días para la boda. Janeth necesitaba ver a Julián para pedir su opinión sobre el peinado que usaría el día tan especial, ya que no le convencía mucho y estaba a tiempo de cambiarlo, pues su amiga Rocio era la dueña de una estética unisex atendida por un joto que cortaba el pelo "bonito". Julián siempre supo como hacerla sentir bien respecto a su apariencia, siempre la halagaba aunque ambos supieran que se veía mal. A Janeth siempre le gustó eso de él. 

Julián llegó a la casa de Janeth en la tarde, ella lo recibió con un abrazo de esos que hacen que a un hombre le tiemblen las patitas de tan erótico-efusivo que fue (aunque la parte erótica del abrazo solo la sintiera él). Ella se veía preciosa. Independientemente de que las novias la gran mayoría arregladas para su boda o con las pruebas de maquillaje y peinado siempre se ven guapas, ella se veía guapísima. Podría salir en la portada de Vogue en su edición de novias. Julián pensó que si la boda hubiera sido con él, la vería más guapa de lo que estaba, y se lo haría saber aunque ella no le creyera y dijera que estaba exagerando.

Janeth lo invitó a pasar. Apenas puso un pie en la casa, Julián le plantó un beso en la boca, Janeth le respondió tomándolo por la cabeza mientras él le agarraba la cintura y la acercaba más, como en los viejos tiempos. Por la cabeza de Julián pasó la idea de que ya había chingado, de que iba a lograr que ella se olvidara de su compromiso con Rodrigo y de que todo sería como antes, tal vez mejor. Por la cabeza de Janeth rondó la idea de que lo que estaba pasando le gustaba mucho... pero de que era un error, de que el compromiso ya estaba muy próximo como para echarse para atrás y desairar a Rodrigo de esa manera, después de que él le había dado su lugar y la había tratado con respeto, no se merecía lo que estaba haciendo. Haciendo uso de todo su pudor, Janeth se separó bruscamente de Julián, empujándolo al mismo tiempo que ella se hacía para atrás. Intentó darle una cachetada, pero el logró esquivarla. La acción de Janeth lo descontroló, no supo como reaccionar, y solo atinó a preguntar ¿Porqué? y ella respondió ¿Porqué? porque está mal, ¿no te das cuenta? Sé que te gustó dijo Julián un poco más controlado—, si no, no hubieras respondido mi beso, tal vez es un mal momento para decirlo, pero desde que dejé de verte, siempre he pensado en ti, todos los minutos antes de dormir, estás en mi pensamiento, todos los momentos que no estoy contigo, siento que me asfixio, siempre que... Ella no lo dejó terminar la frase, cuando le acomodó un madrazo en la cara haciéndose la indignada (aunque lo que el estaba diciendo no le desagradaba del todo). Julián se emputó, más que el golpe sin  previo aviso, ella había desecho su dignidad (al menos lo que él tenía por concepto de dignidad) sin previo aviso. El se retiró de la casa, no hacía falta que ella lo corriera. Pero antes de cruzar la calle le gritó ¡Cambiate ese pinche peinado, te ves ridícula! ¡PENDEJA! y se fue.

Se llegó el día de la boda, Julián asistió, pues era padrino, llevó de pareja a Nancy, y durante toda la misa y parte de la fiesta se la pasó manoseándola delante de todos. Janeth, con un peinado diferente que hacía que no luciera tanto su bonita cara como con el anterior, emputadísima por las acciones de Julián, no esperó a que terminara la fiesta para empezar con la noche de bodas y se llevó al  baño de damas por media hora a Rodrigo.

Él se dio cuenta de que no debió haberla besado.
Ella se dio cuenta de que no debió haberse casado con Rodrigo.
Los dos se dieron cuenta que la cagaron.

19 comentarios:

Capitan TINTASANGRE dijo...

Él se dio cuanta de que no debió haberla besado.
Ella se dio cuenta de que no debió haberse casado con Rodrigo.
Los dos se dieron cuenta que la cagaron.

muy interesante su final...amigo.

quien sabe cual la cagaria mas...pero ojala y nos relate la segunda parte para descubrirlo

Alnilam ريداي dijo...

Muy bueno el relato, es curioso cuantas personas usan la tecnica de que un clavo saca a otro... Finalmente eso no sirve... La frase del peinado cuando el le grita que esta pendeja esta buenisima

LoVB dijo...

puro ardor, caray!!!

Debo decir que me gusta tu tono un tanto cuanto ácidito de tus ´post y este relato breve me ha fascinado, me gusta lo súbito y medio sórdido del final

PHERRO dijo...

Muy buena esta faceta cuasi seria de tu personalidad escribiente, Carnal.
¿Calentando motores?
Sale pues, luego nos leemos.

Sol dijo...

Jajaja me encanto todo directo sin tapujos, mas la parte de donde la manda la jodida por el peinado. Deberías de postear mas de esto me dio mucho gusto leerlo.

PD:ahora creo que lees el pensamiento de las mujeres.
PD: se lo leí a mi hermana y dice que se ha enamorado de ti.

Saludos!! n_n

I´m Zilly dijo...

jajaja eso es por hacerse pendejos tanto tiempo, siempre queremos arreglar todo a la mera hora o cuando todo se nos va de las manos; muchas otras veces es como un reto de "yo soy un chingon" y lo haces por el puro afán de decir GANE...


Eso de hacerse wey no me gusta, ni modo tienen lo que se merecen aunque pobre del novio la que le espera...


Saludos y que buen relato :D

I´m Zilly dijo...

jajaja eso es por hacerse pendejos tanto tiempo, siempre queremos arreglar todo a la mera hora o cuando todo se nos va de las manos; muchas otras veces es como un reto de "yo soy un chingon" y lo haces por el puro afán de decir GANE...


Eso de hacerse wey no me gusta, ni modo tienen lo que se merecen aunque pobre del novio la que le espera...


Saludos y que buen relato :D

Damian dijo...

malas relaciones, lo que termina debe de acabar de todas formas porque esos encuentros la final terminan mal

DESTROYER!!! dijo...

yo por eso no fui a la boda de mi ex... y eso que me mandò invitacion y todo el pedo...

pero si le dije, la estas cagando y como fue... la cagò!!!

:s...

RoS dijo...

Me gusta tu cuento.
De hecho puede dar pa' mucho, para una historia más larga, hasta para novela, creo.
El final está con madre. Buenazo.
En general me gustó la historia, pero me hizo ruidito que des tantas explicaciones, pero bue, eso lo dejo para escribicionistas. Mejor me voy a comer pedo.
(=

Jo dijo...

Joder¡¡ eso todo eso ocasiona el ego y la culpa¡¡¡¡?????

Úrsula Amaranta dijo...

Me encanto el relato ! y croe que pasa muy seguido, gente que se casa con quien no debería, y lo mas increible pueden vivir asi por años !!

Ely dijo...

Muy bueno!!! me ha gustado mucho no paré de leer de principio a fin!!!! esperando leer que iba a pasar!

y de pensar que así hay muchas parejas.

saludos

la chula dijo...

lo peor del caso es que no es un relato aislado , eso pasa muy seguido .
estoy segura que si no me fijo bien en lo que hago esa terminara siendo mi historia .


un beso

la MaLquEridA dijo...

Los dos se dieron cuenta que el mal estaba hecho y resarcir los daños les iba salir caro.


Saludos.

Fernando Manda dijo...

Ando con unas cosillas pendientes, en la tarde les contesto los comentarios, gracias por pasar :)

Peyote dijo...

Jajaja. Así pasa cunado sucede... Como sea le salio más caro al Rodrigo. Divorcio!

Cuetzpallin dijo...

Te quedó muy chidito, el final es genial.

¿Cualquier parecido con la realidad son meras coincidencias?

Fernando Manda dijo...

Capitán: Tengo pensado hacer una serie con los personajes, voy a esperar un poco para desarrollarlos, gracias por pasar a visitar los blogs.

alnilam: Muchas personas por no decir que todas, quieren sacar los amores con otros. No funciona.

LoVB: Gracias!, tengo pensado hacer unos más mamones jaja.

Pherro: Es bueno cambiarle poquito de vez en cuando. Yep, calentando motores.

Sol: Gracias!, voy a hacer otros relatos a ver que tal. No puedo leerles la mente.. aún.
Ajales! y como se llama tu hermana?
Gracias por el comentario.

Zilly: Casi siempre es puro ego.

Damian: Creo que el amor siempre acaba mal.

Destroyer: Ujule, hubieras ido y le hacías un desmadre jaja.

Ros: Gracias! Tengo pensado hacer unas historias más sobre los personajes. A mi en lo personal me agrada leer cuando las cosas están bien explicadas, chale, maldita formación como ingeniero :( Gracias por el comentario.

Jo: y algo de pendejismo.

Úrsula Amaranta: Se amargan bien culero.

Ely: Gracias!, tengo el superpoder de atrapar a la gente con la lectura :O

Chula: Espero que no acabe así contigo.

Malquerida: Carísimo, las bodas cuestan un huevo :S

Peyote: Rodrigo es un pendejo.

Cuetzpallin: De hecho son mis proyecciones hahahaha