11 julio 2011

Discurso de graduación

Queridos compañeros, hoy es un día muy especial para todos los aquí presentes, es uno de esos días que todos recordaremos con nostalgia y alegría. Termina una etapa de nuestras vidas muy importante, hemos terminado el bachillerato. Juntos logramos afrontar todos los  problemas que se nos atravesaron, y es por eso que estamos cumpliendo una de las primeras metas que nos propusimos al entrar a la preparatoria. Terminarla.
Recuerdo que hace poco estábamos entrando a nuestro primer día de clases, teníamos todas las expectativas de como sería afrontar esta nueva etapa;  con la incertidumbre de como serían nuestros nuevos compañeros. De los cuarenta y cinco compañeros que emprendimos este viaje, solo treinta logramos terminar la aventura,  los demás se quedaron en el camino por diversas causas, como dos de mis mejores amigas que ahora se convirtieron en madres; aquéllos que tuvieron que dejar la escuela para ponerse a trabajar; y aún aquellos que reprobaron las materias y fueron expulsados; serán recordados por todos nosotros como buenos compañeros, y tal vez sean compañeros nuevamente de algunos, pero ya no en las aulas, sino en los trabajos mal pagados que difícilmente obtendrán.
Los que si logramos terminar el viaje, pasamos de ser conocidos a ser grandes amigos, aunque después de este día, solo nos veamos de vez en cuando en reuniones donde impere el alcohol y llegar hasta el grado, que pasado un tiempo no sintamos si quiera el deseo de felicitarnos aun sabiendo que día es nuestro cumpleaños. Tenemos en puerta un futuro difícil, sé que pocos lograremos tener un lugar en la universidad y encajar en la sociedad siendo productivos, muchos caeran en vicios y quizá hasta pasen a formar parte de la delincuencia organizada, otros quizá logremos terminar la universidad, pero solo para seguir siendo mantenidos por nuestros padres. Padres que se sacrifican día a día para poder darnos un estudio descuidando así a la familia.Todos tomaremos diferentes caminos, hay quienes apuntan muy alto, pero difícilmente llegaran. Otros tienen cortas ambiciones, pero de ellos no se extraña nada.   
No serán pocas las veces que recuerde todas las veces que nos copiamos en los exámenes e hicimos trampa en las pruebas; siempre tendré presente, al igual que ustedes, todas las veces que no prestamos atención en clase, todas las veces que no entramos a ellas, y todas las veces que intentamos sobornar a los profesores, y gracias a que ellos aceptaron el soborno, es que varios estamos hoy aquí, siendo unos graduados.  Este destino nos tocó vivir. Y aunque haya aquí alguien excepcional, es muy poco probable que logre un cambio, se frustrará y decidirá que es mejor dejar el país para buscar mejores oportunidades, y eso será lo mejor que pueda hacer: darle la espalda a esta situación tan deprimente.
A pesar de todo lo malo, tenemos un papel que dice que estudiamos, aunque en realidad no demuestre lo que sabemos, y de eso, tenemos que estar orgullosos. Gracias por compartir esta mierda conmigo. 

Fui a una graduación y estaba aburridíiiiisimo, aburrido como pocas veces, estaba viéndole el vestido a una señora tratando de adivinar el patrón del estampado que tenía en las nalgas, hasta que la chamaca gordita  nerd de la generación, empezó a decir el discurso para despedir a los graduados. Me divirtió un chingo todas las pendejadas que decía eso sí, muy emotivas solo para ella y uno que otro puñetón, si supieran lo que es terminar la escuela y no saber ni que pedo con la vida como me está pasando a mi, estoy seguro que no serían tan optimistas. No soy la persona más optimista ni más alegre, ya no me gusta hacer tantas expectativas sobre mi futuro porque luego resulta que no te liberan el servicio social y te la pelas con todos los planes que tenías y toda tu vida se va a la verga y te deprimes y lloras y lloras en un puto rincón, pero tampoco  me amargo pensando que siempre voy a estar jodido aunque siempre cabe la posibilidad de acabar de vagabundo, como no, pero imaginar lo que piensan las personas que creen que por tener un título ya se les resolvió la vida, me da desconfianza.

Ahora que recuerdo, una vez me tocó dar un discurso para despedir a los compañeros de la escuela, pero yo estaba niño y pendejo, y creo que era optimista. Ojalá encuentre el discurso que hice para burlarme de mi y de lo que pensaba.


Pd. Yo ni fui a mi graduación. Desperdicié la oportunidad de darme una marometa y partirme la madre y ser famoso en YouTube... A este paso nunca seré millonario. Snif snif.

Pd2. Felicidades a todos los que ya se graduaron, espero que ustedes si sean millonarios y vivan de sus rentas.

19 comentarios:

Anónimo dijo...

No pues sí, se nota que ya te vale verga otra vez jajajaja me hiciste reír un chingo, aunque la verdad es triste. Entonces qué puto? ya no sigues de pinche emo vdd¿? ya extrañaba leer pendejadas así

Ojalá termines de albañil

Lalo

la MaLquEridA dijo...

Te voy a contar una pequeña historia Maldito Desgraciado porque me ha llegado lo que dices, últimamente me llega todo lo que escribes:

Cuando él terminó la secundaria hizo su examen en el ceneval para entrar a cualquier preparatoria pero no quedó en ninguna, su padre le dijo que debería a prender de alguien de su familia que había quedado en su primera opción y que ella si lograba lo que se proponía. Él se quedó muy triste sin saber que decir, su padre tenía razón no era tan aplicado como su hermana y ahora se había quedado sin escuela. Pero él no contaba conque tenía una madre que no lo dejaría sin escuela, ella no trabajaba así que le pidió a su hermana dejarle hacer el aseo de su casa (de la hermana) y así fue como la madre le pagó la preparatoria particular a su hijo.

Cuando Él terminó la preparatoria hizo el examen para entrar a la UAM pero otra vez no quedó en ninguna opción, no supo que hacer, de nuevo se quedaba sin escuela, entonces habló con su madre y entre los dos buscaron opciones, entró a la escuela de Biblioteconomía (Donde su madre quería entrar pero la venció la edad) y Él entró a la escuela de nuevo con todo el apoyo de su madre.
Hace dos años terminó la carrera, después de que no le liberaran el servicio, después de que los sinodales no tenían tiempo para hacerle el examen, después de tantos problemas por fin el año pasado recibió su título.

Ya es Licenciado en Archivonomía, un trabajo que muchos no saben que existe y por lo mismo no es tan socorrido. No voy a decirte como le va en su trabajo que consiguió gracias a que sabe moverse y no quedarse quieto además de hacerlo bien, pero si te diré que hoy es el mejor hijo que esa madre pudo tener y que gracias al apoyo que le dio Él salió adelante.

Con esta churronovela te quiero decir que no importa todo lo negro que se vea el camino, que siempre hay que mirar hacia delante (Mira quien lo dice, el pesimismo hablando)que siempre hay alguien que sabe que con un empujoncito puede lograrse lo que se quiera.

Si tu quieres puedes, ahora estás en tu modo emo pero si eres como escribes entonces saldrás adelante, sino no serías quien eres y no me hubiera fijado en ti y en considerarme tu amiga a la distancia, el mundo es de los audaces y tu lo eres, no te defraudes a ti mismo que es lo más importante.

Perdón por este choro mareador, pero no pierdas de vista quien eres y todo lo que puedes lograr.

Gaviota dijo...

Wooow!
Los discursos me dan flojera, mucha flojera,pero algo tienen de cierto. Está canijo salir a la vida sin rumbo fijo, gracias a Dios mientras estudiaba yo trabajé así que eso no sucedió conmigo, pero de ver a mis compas que mejor se dedicaron a ser madres, pues eso me frustró.
No desistas de tu sueño, ya sé que esto está bien trillado pero me vale, te lo digo: No apartes esos sueños de grandeza de tu mente, ya que ellos serán el motor que te ayude a salir adelante cuando más lo necesites. Parezco niña de secu, pero no importa, han pasado muchos años pero he logrado muchos sueños que me propuse en aquel entonces.
Saludos!!

PHERRO dijo...

Ese sería el discurso ideal, en la situación actual.
Pero a pesar de que seas optimista o pesimista, las cosas pasan y uno de estos días, producto de lo que haces y dejas de hacer, te van a llegar las oportunidades para que realices todos tus planes.
Ojalá estés bien despierto cuando las cosas buenas te sucedan.
Luego nos leemos, Carnal.

Sol dijo...

Si te soy sincera la neta solo leí el primer párrafo del discurso y rápidamente pase al sexto... no me gustan las graduaciones.

La chica panqué dijo...

Haces que me de panico terminar mis estudios... creo que ire pensando en mi jubilación.

DESTROYER!!! dijo...

jaja una bonita estampa de lo que es acabar la prepa... sueños y ganas de hacer más pendejadas :s...

pero eso si, con q gusto se conserva a esos buenos amigos pa siempre!!!

Crónicas Urbanas dijo...

Hola Fernando:

Son aburridas: a menos que alguien se desgracie un pedo, o se agarre tos en medio del discurso.
Me hiciste reir.

(Porqué hay siempre la foto de un chancho cuando abro el blog? Es una mascota o algo así?).

Alnilam ريداي dijo...

Si, yo fui a mi graduacion con converse y vestido de gala, maravilloso tu discurso del inicio del post!

Aun me falta ponerme al corriente dr los ultimos posts y si, es una triste realidad saber que un titulo no te asgura ni inteligencia ni dinero ni un trabajo eterno... Pero que chinga para obtenerlo

La Diabla dijo...

Homs.... si... me cae que no sabemos ni madressss de la vida cuando salimos de la uni, mucho menossss cuando salimos de la prepa jejeje pero la gran diferencia es que en la prepa aun estamos llenos de "sueños" y esas cosas que bien o mal nos empujan a seguir jejeje y cuando sales de la uni... cuando por fin sales.... vuelvesssssss a aprender jajaja asi que no se me fruste homs... ya veras que tarde o temprano estaras donde realmente quieres estar! animoooooo jejeje

Gabriel Cruz dijo...

Me gustó la carta, supongo que no es la que ha leído la niña, este, aunque con tintes oscuros, es bastante aterrizado con la vida real, ya que aunque no nos guste y le aterre a más de uno, es lo que termina pasando luego de salir del capullo de la escuela y a enfrentarse a la realidad :(

Iana dijo...

Si algún día llegaré a tu edad y diré "Puta madre cuanta razón tenía Fer"
Pero mientras sólo seguiré riendome de los discursos de prepa...
Saludos :D

Andrea dijo...

¿No podías haber escrito esto antes de mi graduación para cambiar las hojas con las de la que dio el discurso?

A ese paso jamás serás millonario. Y si sí, llámame porque mi plan es casarme con uno. :D

...Dark Angel... dijo...

Lo chido de las graduaciones es que ves a las mujeres que antes iban todas dadas a la verga, medias arregladonas, con unas lindas pompis. Ja! Hace dias fui a la graduacion de mis ex-compañeros. (ellos terminaron la prepa y yo aun no)



Eso si que es deprimente.
Estoy cabron.






Dark Angel

Mary J dijo...

jajaja... pss yo si soy optimista XD bueno ya hasta trabajo tengo! no sé como le haré con el SS aún por terminar Y___Y pero no importa! a ahorrar para irme a Cataluña! y presentar el examen del master!!!

bss...

KrizalidX1 dijo...

Ya puro pendejo comenta aquí, pinche Fer...

UnGatoaPruebadeAgua dijo...

Algo tiene tu blog, no se que sea. Tal vez al sarcasmo con el que vez la vida!
El punto esque, me gusto mucho.

Me agrada encontrarme blogs asi
Te sigo!

Maldito Desgraciado dijo...

Al ratón les contesto los coments, tengo que dormir.

Andrea Pérez Ulloa dijo...

Siempre he pensado que las palabras son importantes en todo sentido, que suelen ser poderosas y sin duda estas palabras de despedida de graduación son perfectas, creo que es excelente encontrar discursos así, creo que es un gran aporte para nosotros, espero más personas lo lean. Saludos.