08 noviembre 2011

Ave del mal agüero

Por ser casi siempre bien extraña y subjetiva, la poesía no me agrada mucho; hacerla se me dificulta bastante, además de que ya me di cuenta que no soy bueno para eso, pues he escrito algunas cosas muy ramplonas que en retrospectiva me dan un chingo de pena. Pero sí leo de vez en cuando algo de poesía, aunque me mate de hueva; me late cuando es declamada, así, con entonación y emoción suena chido. 
Allá en Morelia, no sé cómo entré al Treceavo Encuentro de Poetas del Mundo Latino, bueno, solo entré a una mesa de lectura, la primera; me tocó estar en la inauguración y toda esa faramalla y resulta que conocí a Tomás Segovia, a quien estaba dedicado el encuentro. Me agradó bastante lo poco que habló y las lecturas que hicieron. Ayer me voy enterando de que colgó los tenis.
Es curioso, ya van tres ocasiones con esta, que me toca ver a una celebridá y a las pocas semanas se mueren. Uno fue el chingón Carlos Monsiváis y después a Eliseo Alberto. Me estoy haciendo como un tipo de mensajero del más allá. ¡Yay! ¡Temanme intelectuales! (Me gustaría conocer a Arjona, a ver si se muere a la verga).

Besos
(Fragmento)
Mis besos lloverán sobre tu boca oceánica
primero uno a uno como una hilera de gruesas gotas
anchas gotas dulces cuando empieza la lluvia
que revientan como claveles de sombra
luego de pronto todos juntos
hundiéndose en tu gruta marina
chorro de besos sordos entrando hasta tu fondo
perdiéndose como un chorro en el mar
en tu boca oceánica de oleaje caliente
besos chafados blandos anchos como el peso de la plastilina
besos oscuros como túneles de donde no se sale vivo
deslumbrantes como el estallido de la fe
sentidos como algo que te arrancan
comunicantes como los vasos comunicantes
besos penetrantes como la noche glacial en que todos nos abandonaron
Tomás Segovia

6 comentarios:

Pherro dijo...

Chido leerte de nuevo en tu particular estilo, Carnal.
¡No seas culero, ya llevas tres jajajaja!
No será fácil matar a Arjona, es el anticristo; pero a lo mejor si tú le recitas una poesía chingona, se muere de envidia o se la fusila.
Ya vas, luego nos leemos.

Gabriel Cruz dijo...

Coincido contigo, aunque aprecio la poesía, igual no soy muy tolerante a ella, prefiero las narraciones y las historias que algo escrito en ese formato, maxime cuando se tornan demasiado ecuánimes y confusos. Mal plan que en efecto, parece que fueras el portador de la mala leche para los intelectuales, aunque gustoso haría lo que pudiera para que conocieras a Arjona jejejeje :D

ѕocιaѕ dijo...

Yo tampoco soy mucho de poesía pero es verdad que cuando la escuchas y le ponen enjundia (xD) esta padre que hasta buscas mas.
Que bueno que pudiste disfrutar de la poesía pero que malo que seas el mensajero de la muerte, recurdame no conocerte, Ahh no verdad que tengo que ser celebridad ;)
Abrazos desaparecido

la MaLquEridA dijo...

Fiuuu! Salvada, no soy intelectual.



Saludos Maldito.

la MaLquEridA dijo...

Ah y tampoco vives cerca de aquí jeje.

la mis dijo...

¿igual tendrás el mismo efecto en los pseudo-intelectuales? Hay unos cuantos que me gustaría te toparas accidentalmente.

Saludos.