28 noviembre 2011

Gracias, M

Como la mayoría de la gente "normal" tengo problemas psicológicos profundos que me causan depresiones, me hacen ser cada día más intolerante, no me dejan crear apego hacia muchas cosas buenas, y de vez en cuando, hacen que me llene de odio hacía mí mismo.

Para salir de la depresión, ser más tolerante, querer lo que  me beneficia y odiar a todos en lugar de a mí mismo, sigo un régimen estricto que consiste en alcohol, papitas y cheetos, encerrarme en la casa a leer y sobre todo, castrarme emocionalmente. No tengo dinero ni paciencia ni interés en iniciar un tratamiento psicológico que probablemente dure meses (tal vez años), y que me ayude a solucionar mis problemas con la vida; y a decir verdad, Jesús me malviaja y me deja con más dudas que aclaraciones.

No tengo trabajo, y el tiempo que tengo libre lo desperdicio; me considero una persona segura la mayor parte del tiempo, y a veces, hasta creo que soy agradable, pero ahora no sé qué hacer con mi vida a futuro; y todo eso, hace que se acrescenten más mis pedos.

Hace varias semanas empecé a escribir una novela, pero unos días atrás, releyendo los primeros capítulos, me di cuenta que tengo mal planteado todo y que me desbordé mucho en unas partes, así que voy a dejar ese proyecto estancado un tiempo, porque en lugar de distraerme, me estresa un chingo.

He salido a caminar a ningún lugar en especial y veo casi en todas partes gente que parece feliz. Gente horrenda que aparentemente está feliz; me da coraje, luego envidia, tristeza, y acabo por deprimirme otra vez. Creo que por eso prefiero encerrarme.

Los últimos días fueron muy extraños, me agarró de bajada lo que pasó con esa chamba que les conté en post pasados, y empecé con mi régimen de ostracismo. Pero me visitó una amiga, que es de las personas que creen en el karma y en el poder curativo de ser positivo y dar y recibir abrazos, y que tanta desconfianza me dan; después de una plática que tuvimos (y que yo no quería tener), creo  que me vio muy jodido, tanto que ni me dio un consejo, como siempre hace con todo mundo (lo cual agradezco mucho), y me dijo, Fer, no te agüites, te quiero mucho. Me pidió que la acompañara a la tienda; compró dos sabritas y me dio unas, las abrí y lo primero que salió fue un tazo que, sinceramente, me hizo sonreír, y se puede decir que me alegró un poquito.

17 comentarios:

Maldito Desgraciado dijo...

Les prometo no hacer catarsis tan seguido.

Pancho dijo...

El tazo está bien cagado jaja. Te entiendo, justo ahora paso por un momento algo parecido, pero en lugar de quedarme encerrado prefiero salirme y no volver a mi casa hasta que es absolutamente indispensable, quiero quedarme afuera estando sólo viendo como camina la gente o algo, pero no quiero estar adentro ni con gente.

Saludos, es bueno verte de vuelta por acá.

la mis dijo...

ahora imagina qué te saldría si te quisieras suicidar... esperemos que esos declives emocionales se den sólo en temporadas pre-navideñas!

abrazo.

Panqué dijo...

Mi terapeuta dice que la gente no valora a los psicologos, solo acuden a ellos cuanco definitivamente no tienen idea de que hacer de su vida.
Es divertido ir a terapia bueno no, pero si ayuda jaja saludos!

Crónicas Urbanas dijo...

Hola Fer:

Bueno, sos conciente de lo que te pasa, y además sabés agradecer a la gente que te ayuda.

Hay personas que tienen problemas (como todos) y sufren o están enfermas que ni se dan cuenta.

Es muy bueno ser agradecido.

Saludos.
D.

Danny dijo...

Tantos problemas psicológicos te cargas que en el título del blog "Entre paréntesis" está entre dos corchetes.

Anónimo dijo...

¿Y si te animaste, amargado? :)

M.

Vale dijo...

Cuando yo me siento asi pienso que un gran abrazo me reconforta,te mando uno de oso.

Sender Eleven dijo...

O sea: Hasta los de sabritas saben que estas amargado.

Sender Eleven dijo...

La psicologia niega la idividualidad del ser humano. Es puro bla bla bla bla bla.

Yo soy YobLleh dijo...

mmmmtá! yo hubiera preferido unas sabritas gratis. ¬¬

la MaLquEridA dijo...

Tu haz lo que quieras que chingados, igual aquí estamos contigo.

Cenzontle dijo...

aah mira el diseño esta chingón pero las entradas con muy estúpidas :]

aah no me des las gracias por leerte imbécil!!

Sol dijo...

Yo desconfió de los psicólogos, no vayas con ellos, sigue mejor comprando sabritas y la vida saber mejor :D

lex dijo...

anda-te puto el karma, y como lo dijiste en mi post el futuro se fue ala mierda,pero le agrego algo,nosotros lo vamos siguiendo.

Xldrin dijo...

Me uno al club de los emocionalmente mal o/...
Pero eso hace que me ponga a hacer cosas para distraerme, no me gusta darle mucha importancia a cosas que me ponen mal...
¬¬' Pinches Tazos jodidos, por lo menos te vino en una Sabrita y no en una Galleta...
CHSM Funky Punkys...
Saludos

Maldito Desgraciado dijo...

Pancho: pero de seguro andas de pedote también cuando te llegan estas etapas.

mis: Seguro que si me quiero suicidar el tazo dice "qué esperas!" o "adelante".. y de hecho me gusta diciembre y sus posadas y tamales y caguamas.

panqué: los únicos psicólogos buenos son los muertos. ok no

Crónicas: Las personas que se quieren hacer pasar por mártir me dan siempre desconfianza, por eso no le entro a eso. Gracias por el comentario.

Danny: La fuente los trae por default.

M: No, odio al mundo.

Vale: Gracias :)

Sender: Las sabritas y mis vecinos. Las terapias psicologicas están hechas para gente con dinero que no se quiere.

Yoblleh: Igual y te hace daño tragar tanto mugrero.

Malque: Sí, ahora me voy a dedicar a ser malandro.

Cenzontle: Ojalá vengas a perder más seguido tu tiempo por acá.

Sol: El alcohol aliviana más que los cheetos.

Lex: Así es perra. Estamos jodidos todos ustedes.

Xldrin: Yo antes me masturbaba mucho, pero de un tiempo para acá eso ya no rifa. Y sí, pinches tazos cada vez están más jodidos.