28 diciembre 2011

5.1


Waco, Tejas 3 de marzo de 1930
Carta de Clyde a Bonnie:
Niña querida: acabo de leer tu dulce carta y no sabes lo contento que me he puesto al recibirla, pues me siento terriblemente solo y triste. ¿Por qué me dices que no sabías si la iba a aceptar o no? Cielo, sabes de sobra que no sentía lo que te dije en mi última carta. Lo único que me pasa es que tengo celos y no puedo evitarlo. Y además, ¿por qué no debería estar celoso? Si fuera tan tierno contigo como tú lo eres conmigo, tú también estarías celosa.Oye, cielo, estos tarados meten tanto ruido que no puedo escribir, así que mejor termino la carta mañana.

5 comentarios:

Maldito Desgraciado dijo...

Complicidad.

JOAQUIN DOLDAN dijo...

gran concepto

GAVIOTA dijo...

je je je!
Opino lo mismo repsecto a los celos!

Gabriel Cruz dijo...

Awwww, que no he tenido la oportunidad de conocer a este par, pero bueno, que se ve que ella es, como casi todas las damas, una romanticona que tiene que superar la barrera relajada de él :P

la MaLquEridA dijo...

A ver si no se la roban.