29 septiembre 2011

4.3

Tengo varios días sin internet en la casa, para ser exactos ya van a ser tres semanas. Ya saben que mi conexión es tan buena como frecuentes sean mis pagos, y esas malditas corporaciones dueñas de almas y de convicciones y de la felicidad, y que también son las encargadas de proveer el internet, no aguantan más de diez días de atraso en los pagos para cortar el servicio. Putos.

Me he puesto a ver de vez en cuando la televisión; el otro día estaba viendo una película donde una cocinera muy exitosa pero muy mamona, se tiene que hacer cargo de su sobrina porque su hermana muere en un accidente, la cocinera se ausenta del trabajo unos días para poder arreglar unos pedos con la sobrinita traumada, y cuando vuelve a la chamba ¡oh sorpresa!, ya contrataron a otro cocinero que es bien alivianado y trabaja a toda madre; la cocinera se emputa con la dueña pero sigue jalando en el mismo restaurante con el cocinero alivianado. Luego ya se enamoran los dos weyes, no hacía falta mucho seso para saber lo que iba a pasar entre esos dos. Lo que seguí viendo de la película trató sobre como el cocinero enseña a la cocinera a no ser tan mamona y a llevar una buena relación con la sobrina y no sé qué.... El punto de todo esto, es que hay una escena donde la mamona y el alivianado van a salir un día en la noche a coger o algo así, y dejan a la sobrina encargada con un vecino. La película hasta ahí se me hizo bieeeeeen piiiiinche leeeenta y aburriiiiiiida, así mal pedo, pero no sé por qué la seguí viendo; total que en eso se fueron a comerciales. Me puse a pensar en qué pasaría si cuando llegaran de nuevo al departamento del vecino a recoger a la sobrinita, se encontraran con la sobrina toda madriada y presuntamente violada llorando en un rincón, las paredes llenas de sangre y el cuerpo del vecino tirado a un lado… ¡No mamen! Me inventé un drama bien chingón, me acuerdo que pasaron el comercial de la coca donde dan estadísticas de esas bonitas, y dije, ah pues por cada pareja que sale a coger, hay una niña violada (esa estadística es real). Como no. Nunca había visto la película y pensé que eso mero que imaginé, iba a pasar… y ¡puaj! Resulta que no pasó ni madres, acabé de ver la película y no vi ni sangre ni un madrazo ni una violación, y se puede decir que después me sentí decepcionado cuando acabaron todos felices con un restaurante atendido por los tres.

Pinches expectativas que siempre le dan en la madre a todo. Snif snif.

20 septiembre 2011

Sabiduría de borrachos XI

Pues Vato Vieja se llevan bastante bien. No mames, ¿cómo hace Vato para que esa relación funcione?
Finge que entiende CASI todo lo que Vieja reclama.

Eso pasó durante una peda el fin de semana cuando hablábamos de unos conocidos en común que tienen bastante tiempo juntos, me dio un chingo de risa, porque la neta el vato del que hablamos siempre le da el avión a su vieja.

Pero ya hablando en serio, si quieren que su relación funcione bien, finjan entender, finjan perdonar, finjan orgasmos y finjan seguir consejos míos. Qué sé yo...

15 septiembre 2011

:)



*Pienso que un comentario mamón rematado con una carita feliz, es medianamente más aceptado que uno sin carita feliz.
*Pienso que en un futuro muy distante, habrá algún tipo de estudios especializados sobre la importancia que le damos a la vida virtual y de como nos relacionamos con las personas por medio de las redes sociales diciendo cosas sin sentido y más efímeras de lo normal. 
*Pienso que esos estudios solo pueden suceder en un futuro distante, porque la mayoría de los sociólogos de hoy, están metidos en facebook recibiendo comentarios rematados con caritas felices. 
*Pienso que la gente agraviada con una carita feliz al final de un comentario, no sabe como interpretarlo muchas veces.
*Pienso que nos tocó vivir en una época confusa, en fin, el siglo está muy en pañales.
*Pienso que el hijo de puta con el que tuve esa plática, es un pendejo. :)
*Pienso que la intención, más allá que la palabra, es la mayor ofensa.

Pd. No aplica siempre lo de la carita feliz, hay quien lo hace con buena intención, lean entre líneas, sepan ir más allá (más porque yo la uso mucho y no siempre es con la intención de chingar).

14 septiembre 2011

Curandero azteca


Cuando iba en el camión escuché sin querer una platica bien interesante entre dos chavas, no estaban jóvenes pero tampoco estaban muy rucas, iban devorando unas papitas con salsa que se me antojaron. Cabe decir que no estaban muy agraciadas, eran más bien del tipo majin buu.
Yo conozco a un brujo que si hace buenos trabajos we le decía una a la otra—,  a mi me ayudo a conseguir trabajo we, a ti te podría ayudar a conseguir un novio, we —,¿Si? ¿De veras crees que pueda we? dijo la otra bien emocionada mientras se limpiaba los cachetes manchados salsa—, es que we, ya tengo muchos años sin novio, desde que estaba en la prepa we,  ¿cuánto cobra el señor brujo? Pues ira we, al principio lo que le quieras dar —,dijo la otra majin buu pero si es un trabajo muy fuerte, si cobra mucho we, pero no sé cuánto la neta we, es el curandero Azteca we... (la que hablaba del brujo decía más veces we que la otra, más o menos cada cuatro palabras se le salía un we).

Pensé en qué trabajo podría tener la morra, y pensé en una botarga, pero luego lo descarté; pues ya hubiera bajado unos kilos con el calor que hace por acá. No me pude imaginar el trabajo que tiene, tal vez trabaja en Soriana o en un puesto de tacos al vapor, la verdad nunca lo sabré, pero estoy seguro que cada vez que tenga una gran duda sobre algo, un familiar enfermo, necesite un dinero, ocupe un favor, o no sepa que ropa usar,  va a darle algo de su sueldo al curandero azteca para que le ayude. Creo que hay gente que primero está dispuesta a pagar a cuanto charlatán se les ponga en frente, que a poner algo de su parte para solucionar sus problemas como dejar de tragar como marrano enojado y hacer ejercicio para bajar de peso. Creo que es como ir al psicólogo pero más barato y cósmico, total les dicen lo que quieren escuchar.

He conocido a mucha gente preparada y no tanto que acaba yendo a esos lugares en busca de una solución a una situación desesperada (esa fe con la que van, no les quita lo charlatán [verso sin esfuerzo]),  ¿pero ir para que te consigan una vieja o un vato? chale, como si no pudieran ligar por Internet...

Pd. Si son de La Laguna, seguramente habrán viajado alguna vez en los Torreón-Gómez-Lerdo, y si no, déjenme decirles que hay una gran fauna zoocial en esos camiones, y siempre están ambientados con buenas cumbias... we.
siguiriquipau!!

12 septiembre 2011

Traidor, mentiroso y usurpador hijodeputa (no hablo del presidente)

En el taller de narrativa, nos empezaron a cuestionar sobre la escritura, de todas las preguntas, esta se me hizo la más interesante, ¿en qué se convierte un escritor?
Para escribir, se necesita una complementación de muchas cosas que mencionaron en el "post" pasado (muchas gracias a los que comentaron), pero se presta a demasiadas interpretaciones; desde las ramplonas, hasta las que quieren escudriñar el sentido pitero de la vida. Y yo, con eso, no me meto mucho. A fin de cuentas, pueden ser muchos los factores que lleven a la escritura (¡ojo!, me refiero a escritura como escritor, no como escribiente). Más allá de la expresión, si el fracaso, el amor, la soledad e inclusive la imitación, no llevan a escribir (crear), entonces yo didididigo nada lo hará. 
Una vez que se ha llegado a la escritura, se puede hacer lo que se de la gana, pero ahí es donde el siguiente texto me ha hecho pensar en los últimos días:
Verde que te quiero verde. Verde viento. Verde ramas. Verde verga...
Bueno ese no, pero siempre quise citarlo para verme léido y escribéido y groseréido. Ya en serio, es este:
Si escribes en una hoja de papel cuanto ves y piensas, poco a poco la vida parece no transcurrir en el presente: la vas escribiendo, y es como si la vieras ya pasada, muerta, como si vieras en la cara de un niño la cara que tendrá cuando viejo. Escribes la vida, y la vida parece una vida ya vivida. Y, cuanto más te acercas a las cosas para escribirlas mejor, para traducirlas mejor a tu propia lengua, para entenderlas mejor, cuanto más te acercas a las cosas, parece que te alejas más de las cosas, más se te escapan las cosas. Entonces te agarras a lo que tienes más cerca: hablas de ti mismo. Y, al escribir de ti mismo, empiezas a verte como si fueras otro, te tratas como si fueras otro: te alejas de ti mismo conforme te acercas a ti mismo. Ser escritor es convertirse en otro. Ser escritor es convertirse en un extraño, en un extranjero: tienes que empezar a traducirte a ti mismo. Escribir es un caso de impersonation, de suplantación de la personalidad: escribir es hacerse pasar por otro. 
—Justo Navarro, “El cazador de coincidencias”, prólogo a El cuaderno rojo de Paul Auster.
Lo primero que se asocia con la palabra escritor, es a alguien culto, alguien cursi, alguien que se gana la vida escribiendo o alguien que es alcohólico-depresivo. Ciertamente,  yo tengo mucho de lo último, pero no pretendo llamarme escritor; la gente que se llama a sí misma escritor me da desconfianza, son unos pinches traidores, mentirosos y usurpadores hijosdeputa (según el texto de arriba). Ciertamente, soy un traidor, mentiroso y usurpador hijodeputa, pero esa etiqueta de escritor no me agrada. Y también, ciertamente, sigue habiendo pitecantropos que barruntan: ¡Ja! ¿te gusta leer?, ¿te gusta escribir? que nerd. 

A pesar de que considero pretenciosa esa palabra, me caga que se use de forma peyorativa. En fin, el lenguaje son solo putos errores de interpretaciones, así que mejor me voy a dedicar a bailar. 

04 septiembre 2011

4.2

¿Qué se necesita para escribir?


No hablo de papel y pluma o la computadora, ¿qué necesitan para escribir?