31 diciembre 2011

28 diciembre 2011

5.1


Waco, Tejas 3 de marzo de 1930
Carta de Clyde a Bonnie:
Niña querida: acabo de leer tu dulce carta y no sabes lo contento que me he puesto al recibirla, pues me siento terriblemente solo y triste. ¿Por qué me dices que no sabías si la iba a aceptar o no? Cielo, sabes de sobra que no sentía lo que te dije en mi última carta. Lo único que me pasa es que tengo celos y no puedo evitarlo. Y además, ¿por qué no debería estar celoso? Si fuera tan tierno contigo como tú lo eres conmigo, tú también estarías celosa.Oye, cielo, estos tarados meten tanto ruido que no puedo escribir, así que mejor termino la carta mañana.

27 diciembre 2011

Conversación inútil con un pendejo sobre el enamoramiento de un idiota

Creo que estoy enamorado
Y qué pedo, ¿está buena?*
Pues... Me gusta.
Entonces no está tan chida... y qué tranza, ¿a qué le tiras? ¿Tiene varo?
No, sigue mantenida con una beca de sus papás.
Vales verga. ¿Entonces...?
Me late hablar con ella.
¿Y eso qué? También te gusta hablar con Pepita y no por eso le quieres agarrar las chichis... ¿la que te gusta tiene chichis?
Poquitas, pero acomodaditas.
Yo también digo así cuando casi no tienen tetas. Pero chido, aunque esté fea la morra, me da gusto verte feliz.
Déjate de mamadas, tú agarras lo que sea...
¿Y cuál es tu pedo? Muy mis gustos, ¿no?... Entonces, qué, ¿ya le dijiste que te gusta?
Nel, no sé qué hacer...
No le digas mentiras, que sepa que eres un pinche borracho bueno para nada desde un principio...
¡Wey!, cómo no decirle mentiras, luego cómo chingados la enamoro.
Ese es tu pedo, a mi qué me dices. Además, ni ha de estar chida. Pero miéntele lo menos posible.
¿Lo menos posible?, de una vez le entrego mi cabeza cortada en una bandeja.
Pues tú sabes, pero no la decepciones... Mejor dicho, no la cagues.
Ella sí me late, la verdad no pienso echarle tantas mentiras, lo normal...
Así está mejor, pero neta, no la cagues.
Creo que ya la cagué en haberles contado.
De todos modos, para mi, sigues valiendo verga...

Luego le sonó el celular, y a nadie nos consta que era ella, tal vez era su mamá. Se despidió de los que estábamos y se subió al carro.

Tan pinche mandilón que es y eso que todavía no se la coge. Es un pendejo.

Qué bueno que yo nunca les cuento mis pedos a esos pinches borrachos.

*Esa pregunta es obligada, siempre.

24 diciembre 2011

Navidad y cosas peores

Cuando escucho a las personas quejarse de estas fechas siento un poco de tristeza por ellos; que si pura mercadotecnia, que si pura hipocresía, que si el maldito capitalismo, que si les trae malos recuerdos, que si la iglesia se inventó esta fecha para opacar otras celebraciones paganas más chidas (como orgías con cabras embarradas de aceite... [esperen, eso si es motivo para quejarse, ok not]), que si ésto, que si aquéllo... No es que yo nunca haya traído esa cantaleta de "me caga navidad", pero hace unos años me di cuenta que estar enfadado con estas fechas es algo inútil, y sobre todo estúpido. Aprendí a disfrutar un poco la enajenación de diciembre. Y por qué no, me gusta el frío, me gusta la comida, me gusta ver a la gente en la calle... Diciembre manda. Aunque sigo considerando pedorronas estas fechas y no me llenan de emoción, es la única fecha del año en que puedo estar con mi familia, mi hermano y mis papás, y a ellos les cae bien la navidad, los pone de buenas y eso siempre se agradece. 

Para mi el 24 y el 31 significan chingas, yo soy la chacha que hace la comida desde hace unos cuantos años; este año no se va a juntar la familia completa, sólo la vamos a pasar nosotros cuatro, y creí que me la iba a llevar leve en la cocina, nomas con un pavo, pero debido a un encargo de rollos de carne de unos vecinos, me va a tocar ser cocinero y pinche.

Lo único con lo que tengo pedos serios en estas fechas, es con que la gente se vuelve poco sensata en cuestiones del dinero; hay varo y todos a gastar en lugar de administrar. En mi familia pasaba que estaba el refrigerador lleno en diciembre y para las siguientes semanas, a batallar todos con las deudas y a comer nada más caldos de piedra y pan con mostaza y tortillas remojadas en mezcal, pero ya agarramos la onda de cómo funcionan las cosas... Creo. 

Sigo con lo de los amargados por que ya no escribí lo que quería.

Estuve escuchando una plática en la que alguien decía, estas fechas pura hipocresía, me caga la navidad bla bla bla... Yo no tengo pedos con eso, sí, ya sé, hay mucha gente muy hipócrita, y a quién no le caga, pero, pues son hipócritas todo el año. No me afecta que también lo sean en navidad.

A diferencia de lo que se puede pensar de mí, ME GUSTA LA NAVIDAD, y la disfruto. Espero sinceramente, que ustedes, queridos lectores y comentaristas, la pasen lo mejor que se pueda en estas fechas, ya sea si tienen una familia horrenda y se la pasan aplastados en su cama viendo la tele o masturbándose, o si tienen una familia con la que puedan disfrutar una rica cena o conversación, qué sé yo, pero ojalá no estén con su pinche jeta torcida cuando todos los demás están dispuestos a pasarla bien. 

Que tengan felices fiestas.

Un abrazo. Paz.

f.


Treevenge!

22 diciembre 2011

5.0

Ha estado valiendo madres ahora en diciembre, poco alcohol, muchas presiones, muchos disgustos, poco tiempo, poco consuelo, una que otra decepción y muchas chaquetas mentales de lo que pudo (o puede) ser y nunca ha sido (o será).
Creí que ahora que tengo de nuevo el internet en la casa me iba a poder organizar más, pero la verdad es que me la paso en la pendeja. El tiempo que me queda no lo administro bien, dejé de escribir y de leer... se me va el tiempo en noséquépedo, bueno, si sé, pero está medio cagado. Me la paso chido a ratos: cuando me desvelo me la paso muy bien, me entretengo bastante y me gusta más, pero luego, en la mañana, las chingas me  han pasado factura. Eso de andar como pendejo en el IMSS es desgastante en todos sentidos.
Este 2011 ha sido mal año. Con sus cosas buenas, eso sí, pero si redondeamos, no salen tablas las cosas chidas con las culeras. 
También me estoy dando cuenta que desde hace varios meses este blog anda valiendo madres, a pesar de que he publicado seguido, creo que todo lo que vengo a escribir quedaría mejor si le pusiera "querido diario" encima. Me ha servido para no sentirme tan solo y no tragarme mis pedos, pero la verdad es que no me está gustando lo que escribo aquí, y yo soy de la idea de escribir lo que me gustaría leer. Y no me gusta leer lo que escribo últimamente.
Empecé a escribir cuentos para el colectivo y para mí, pero de repente vale madre, no los puedo acabar y mejor no publico nada y me deshago de los borradores. Es algo frustrante.
El otro día me preguntaron si estaba deprimido, y la verdad es que no, pero sí creo que las cosas deberían de ir mejor. 
A ver qué tal se ponen los días que vienen. 
Espero hacer cosas con algo de contenido, o al menos, algo que me agrade y quiera releer.

16 diciembre 2011

Pinches pinos

Acabo de ir al OXXO y tienen un "pino" de navidad de botellas de Coca-Cola. Y el otro día vi en Soriana uno hecho con botellas de Cloralex y otro hecho con cajas de galletas Saladitas. Otros días atrás vi en una tienda uno hecho de botellas de agua mineral. 
Está chido que no maten plantas para adornar estas fechas, sin embargo, todos los "pinos" que vi estaban horrendos.
En mi casa el espíritu de la navidad no llega todavía, y espero que no llegue. A mi me toca arreglar el árbolito. Qué hueva. Además me queda horrible, siempre. 
Es lo único que no me gusta de diciembre.
Espero que si Jesús vuelve a venir, lo haga como por junio. Se requiere tener dos navidades.

14 diciembre 2011

4.9

Amanecer borracho es algo que agradezco; tenía mucho que no me ponía una buena peda, de esas que empiezan en la tarde y acaban cuando clarea el cielo y el pinche sol cala deamadre. Una de esas que te cambian la vida... como diez minutos... y luego se pasa.
El chiste es que un amigo me hizo caer en cuenta de muchas cosas... en realidad nada más de una, pero lo agradezco mucho. 
La neta no sé qué quería escribir, sigo pedo y ya me largo.
Diciembre: no acabes conmigo... pronto.

05 diciembre 2011

Somos proles todos ustedes

Creo que para hacer muchas pendejadas sólo basta con cometer la primera. Y eso se está viendo con la ignorancia que demostró un imbécil de los que pretende gobernarnos y con las estupideces que declaró la hija de ese imbécil.

De repente comencé a leer cuanto comentario aparecía sobre lo que pasó, tanto que hasta estoy haciéndome antifan de los que se indignan, y mi problema es el siguiente: Siempre queremos castigar todo con un chiste. Un chiste ante la indignación o cuando nos follan nos parece venganza suficiente.

Todas las críticas se apuntan hacia un lado; hacia el de la burla, porque es más fácil burlarse que pensar.

Sea lo que pase, espero que este sea el primer caso que se vea en México en que una figura tan importante, como un candidato a la presidencia, sienta un desgaste progresivo y pierda popularidad a causa de las redes sociales.

Es todo lo que tengo que decir al respecto.

Random

Si bien me he desvelado varios días chateando hasta las 6 am, hacía mucho tiempo que no posteaba de madruga; mucho tiempo que no estaba por los internets viendo pendejadas a estas horas. Y ya lo extrañaba.

Soy de esas personas que no funcionan bien haciendo muchas labores a la vez; si estoy en el msn/twitter/bloggeando/viendo noticias/bajando porno no le puedo prestar atención a nada ajeno a lo que hago; si voy manejando no puedo hablar por teléfono porque seguro me parto la madre, si estoy en el baño cagando solo puedo cagar, si estoy comiendo no puedo ver la tele. Soy de esos que se distraen fácilmente en esta chingadera virtual. Lleno mi navegador de un chingo de pestañas de cosas que quiero ver y dejo a medias o de plano no empiezo, casi siempre hago algo hasta que esta madre se empieza a trabar.

Acabo de descubrir que algo parecido me pasa cuando escribo últimamente, me estoy desbordando bien cabrón y acabo por escribir puras incoherencias, pero no me deshago de los textos porque me parece que más delante algo puedo rescatar de ahí -aysiwe-.También me acabo de dar cuenta que cuando escribo así como va, y no hago cosas incoherentes, me salen cosas tristes, y no es que ande por la vida azotándome, como se puede pensar, sino que es lo que sale.

El sábado hubo un rato que me sentí muy pinche solo, todos mis compas y conocidos tenían algo que hacer o estaban enajenados por que el equipo pasó a la final (espero que Santos pierda para que le arruine la navidad a los pinches fanáticos) y hubo un rato que ni contactos en el msn tenía, nunca me había pasado eso. Mi vida social está estancada, necesito conocer gente; gente alcohólica si no es mucho pedir.

A diferencia de lo que se puede pensar de mi, me gusta diciembre, es cuando se come más y mejor y la comida está más chida. Además me late el frío.

En fin, como sinceramente no tengo nada que decir, y no sé porque salió a la luz este post, ya me largo.

Que les sea leve.

Paz.

04 diciembre 2011

4.8

¿Qué pasa cuando:
Estás en el baño de una cantina parado en medio de orines, y aparentemente te sientes bien.
No te importan los problemas de los demás.
Estás chateando a las tres de la mañana con gente que no conoces.
Necesitas intoxicarte para pasarla bien.
Rezas y te sientes ignorado.
Hablas y nadie te escucha.
Te escuchan y no te sabes explicar.
Explicas lo mejor que puedes y no comprenden.
Te sientes solo y estás rodeado de personas.
Te sientes solo y esperas a alguien que no llega.
Ya no encuentras placer en los consuelos.
Te defraudas?

01 diciembre 2011

Un chingadazo para un moretón


Cuando estaba más chavo tenía fantasías con la vida de vagabundo, aún las tengo, pero son menos frecuentes; eso de comer de la basura y juntar cartón para vivir no ha de ser muy chido, aunque eso otro de vivir exiliado del sistema me agrada. Pensaba que los vagabundos eran personas chingonas y agradables, creo que ha de haber de esos que son a toda madre por ahí, muy escondidos, pero poco a poco caí en cuenta de que muchos no están en la calle por elección. Ahí se acabó el encanto.
Por lo general siempre se ven solos y cuando están acompañados, siempre son animales los que están a su lado, generalmente perros buena onda que igual vagabundean y hacen de la calle su excusado, igual que sus dueños y que los borrachos, pero hace unos días vi a una pareja de vagabundos. Don Mugre y doña Costras caminaban felices por el centro, llevaban cargando un morral remendado con noséquécosas dentro, y como es tiempo de frío, los dos iban atascados de ropa que no combinaba, don Mugre con una sudadera negra gastadísima y encima una chamarra que antes fue azul pero se veía como morada y doña Costras con una gabardina gris, que imagino hizo feliz a otra persona en tiempos pasados, una pantalonera amarilla y un gorro también amarillo, pero de otro tono. Era curioso verlos. Estaban felices.
Siempre que estoy aburrido y veo vagabundos, borrachos o cholos redimidos, trato de inventarles historias; más en diciembre, siempre me parece verles melancolía en el rostro, ya sabrán el drama que les invento. Pero con esa curiosa pareja no pude, ¡¡se veían bien felices chingá!!, no sé si estaban borrachos, no sé si estaban drogados, no sé qué pedo, pero se veían felices; se veían enamorados. 
Me gustaría haber tomado una foto de esos dos; si bien dejé de creer en la vida al día en la calle, esos weyes me hicieron creer en el amor un ratito. Aww.
¿Qué puede ser más chido que salir a la calle con una vieja que te quiere hasta en las peores?

4.7 Burial - Four Tet "Moth"


Burial / Four Tet "Moth" Music Video from Falentin on Vimeo.

"Une femme mariée" (Jean-Luc Godard, 1964) y "Die Abfahrer" (Adolf Winkelmann, 1978).
Si alguien sabe más acerca de esto, dígame. Nada les cuesta.