24 enero 2012

El acto va frenando la potencia

Tenía algún tiempo que no me levantaba desde temprano después de dormir un buen rato en la noche, como la gente "normal", y me doy cuenta de que en la mañana el mundo es totalmente diferente. No había notado mucho esto, pues siempre que me levantaba temprano era para ir a la escuela o al trabajo y me andaba con un chingo de prisas, acá, mal pedo. No soy de las personas que acostumbran desayunar cuando despiertan, me da asco la comida. Sólo me tomo un licuado o un jugo y con eso tengo para unas tres horas. Nunca había visto esos programas mañaneros en los que las morras que salen bailando están más ricas que las conductoras. Tampoco me había fijado que la morra que da el estado del tiempo en el canal local es muy guapa. Me puse a pensar en qué pasaría si la morra del clima se pusiera a bailar mientras dice a cuántos grados estamos, de seguro que si hubiera hecho eso antes, ya la hubiera notado. Se le duerme a esos productores. Deberían ser más perversos.

Salí de la casa a las 9:45, con todo el tiempo del mundo para llegar a donde tenía que llegar a eso de las 11:00. Me fui caminando unas 16 cuadras hasta donde puedo agarrar el camión sin tener que transbordar, la mañana estaba muy agradable para caminar. En el camino pasé por una tienda que estaba acordonada y con los vidrios rotos, al parecer la habían robado en la noche; pero no se pudieron robar todo lo de valor. Y en todo el camino al lugar a donde iba me quedé pensando en cómo fue que robaron y porqué sería que no se llevaron gran cosa; pensé que tal vez y agarraron al ladrón, pero lo dudo mucho; luego pensé que el que entró a robar iba por algo en específico. O que ya estando se arrepintió y se fue (cosa que dudo más que haya pasado). 
Llegué a donde tenía que llegar, me ocupé las horas que me tenía que ocupar y regresé a media tarde a la casa. Volví a pensar en el ladrón o ladrones, me entró la idea de que eran varios y si ya tenían planeado el robo o si fue fortuito, y entonces recordé algo en que había pensado (o leído, ya no sé; creo que lo más probable es que debí haberlo leído y luego tergiversado) hace un tiempo.

La noche es la hora en la que se ejecutan todos los planes, es cuando cuentas con la oscuridad como aliada y el silencio como cómplice y el sueño ajeno como mejor amigo. Más si vives en una ciudad que está asustada. Aunque en la noche se ejecuta la maldad, el momento verdaderamente peligroso es el atardecer. El peligro radica en que la perversión nocturna aún está en una fase imaginativa, donde no conoce límites, y se desata lo más grotesco o lo más sublime, pero cuando se llega la hora de la verdad, el acto en sí, va frenando la potencia.

15 comentarios:

Maldito Desgraciado dijo...

No pensé que en el post pasado se alebrestaran tanto los anónimos ni los lectores pasivos que tengo. Qué les cuesta no insultarme... espero que se sigan apareciendo de vez en cuando por acá.

La socióloga que te lee dijo...

Me gusta más cuando escribes así.

Anónimo dijo...

a mi no, me gusta más cuando dices pendejadas

la mis dijo...

qué pasará hoy, entonces, cuándo se levanta el viento con polvo y enoja a todo mundo?

Me da miedo amanecer detrás de una vitrina con los vidrios rotos...

YENNY dijo...

!!Es que la noche invita al silencio y el sIlencio invita aimaginarrrrr....soñar, pensar que se...yo...nop...bye...cuidhateee...jajaj....

CASANDRA dijo...

!!Es que la noche invita al silencio y el sIlencio invita aimaginarrrrr....soñar, pensar que se...yo...nop...bye...cuidhateee...jajaj....

Yosoy Xhabyra dijo...

entonces la hora cuchicuchesca de beto el boticario era una mentira mas de la tv :-(

Gerardo Huerta Jaime dijo...

Cualquier hora es buena en todo caso.
Hasta los malandrines observan ciertas costumbres y se apegan a los horarios que les convienen.
Chale carnal, últimamente andas muy nena con eso de los comentarios.
Bueno, cada quien su pedo.
Que te vaya chido.

Acido Obscuro dijo...

Que te puedo decir... Una de las chicas que dice el clima en TV local esta conmigo en la escuela y me la cotorreo asi que me evito la molestia de levantarme temprano Jajajajaja XD

Y pues en cuanto a lo otro asi es Fer, la noche es la aliada y miedo natural de lo desconocido, sumale el cansancio y la paranoia, ya tienes la formula magica

Mary J. Varher dijo...

mmm tiempos para pensar... eso es lo que vivimos en el día a día, en el mundo actual D:

bss!

la MaLquEridA dijo...

Acá por lo menos la delincuencia se ha detenido un poco y eso se nota en la gente que sale en las noches sin miedo.


Saludos.

reptilio dijo...

chale y ahorita que desde las 5 ya esta oscuro

chale!

Robert dijo...

aquí
ya son las 6 y nada me importa

Gabriel Cruz dijo...

Y de verdad que la noche desata distintas reacciones en las personas, lo malévolo, la perversión, el ser atrevidos, al final qué raro que al parecer el ladrón no haya hecho enteramente de las suyas, suerte que ha tenido el dueño de la tienda :P

Novak dijo...

A veces creo que te pones a pensar demasiado las cosas. Me pasaba hasta que me di cuenta, en lo personal, de que lo que pase en mi cabeza no necesariamente es la vida real.