20 abril 2012

Migitorios, soldados y cosas peores

El otro día entré al baño de un centro comercial, en la entrada estaba un militar con su metralleta, yo me estaba meando, así, mal pedo, los orines ya querían salir de mi cuerpo a como diera lugar. Pasé a un lado del soldado y noté que era un poco más chaparro que yo. Había 8 migitorios, en el cuarto o quinto había otro militar, no estaba meando, se estaba acomodando la fornitura y esas mamadas; su arma colgaba de la espalda. A las orillas había otros miones, pero nadie a un lado del militar. Parecía que tenía una especie de repelente, nadie quería estar a un lado suyo. En los lavamanos, donde está el espejo, había otro soldado que se estaba mirando. Los tres militares llevaban una máscara de tela que imagino son incomodísimas les tapaba la cara. Justo cuando yo iba entrando, otro señor iba detrás de mi, cuando el vio a los militares, en especial al que estaba en el migitorio, esperó a que el que estaba orinando en la orilla terminara para él ir a orinar ahí. Yo me acomodé cerca del militar, pero no a un lado suyo. Cuando acabé de tirar el agua me fui a lavar las manos; el que se estaba acomodando la fornitura se dirigió también al lavamanos, se quitó la máscara y nos volteamos a ver por un momento. Me di cuenta de que el soldado era casi un mocoso, de 20 años no pasaba. 
    He visto varios comboys por la calle; hoy vi uno muy grande, y lejos de sentirme seguro, me sentí intimidado. No me gusta convivir con gente armada, ya sean militares o narcos. Me causa mucho desagrado. Saber que la mayoría son unos morros que por no tener los recursos suficientes y no querer ser de los malosos se enlistan en el ejercito, me sigue causando desconfianza. 
    Me han parado en retenes militares, y aunque no suelo cargar con armas, drogas, cosas lujosas, alcohol, objetos exclusivos del ejercito, ni nada similar, no he dejado de sentirme incómodo. Aunque ellos, aparentemente, son los "que nos cuidan", no hacen que me sienta seguro. 
    Pobrecitos de nosotros, creo que nos esperan muchas chingaderas.

9 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

A mi no me gustan los militares, pero me da pena porque sé que la mayoría son indígenas que poco saben de dónde se meten. Al menos los que conozco son de pueblo y así.



Saludos Maldito.

Sol dijo...

En ciertas temporadas en frente de mi escuela se ponen los militares, llegan con su camioncito lleno de soldaditos y se quedan para hacer propaganda de que entren al ejercito, antes la verdad me incomodaban bastante, todavía, pero ya no con la misma intensidad. y es cierto son unos muchachitos de mi edad... me da tristeza y aun mas sabiendo que una de mis hermanas se va ir a estudiar en una :(

... No me gustan los militares.

Chafirete Ruletero dijo...

Entonces cuando un militar está meando cerca de Ti, no se te pone firmes, lo cual podría significar que Tú no sirves para la vida castrense.
En lo personal creo que el ejército lleva a cabo tareas que otras instituciones nacionales no podrían desempeñar.
Para los chavos es como cualquier otro trabajo, una carrera para algunos, la manera de ganarse la vida, para muchos.
Saludos Carnal, espero te esté yendo chido.

Danny dijo...

A mi también me incomoda mucho la presencia de la milicia, pero mejor me pongo a pensar que no son de la PGR o como sea que se llame porque luego cada pinche gobierno llega y le cambia el nombre a la institución como si fuera a quitar con eso la mala fama y sus chingaderas de corrupción.

Novak dijo...

Está bien culero que los que nos protejan sean quienes a la vez también nos intimidan. Es una incongruencia muy fuerte. Eso lo que hay, my friend.

lex dijo...

no sabes de lo que hablas pendejo...hablar estúpidamente como tu es fácil...yo tengo un familiar de menos de 20 que sabe a lo que se metió y me cae de a madre que tiene mas huevos que cualquier pendejo que critica y no hace nada por su país...que son inexpertos en eso concuerdo pero la gente experta ni siquiera tiene el valor de querer cambiar su país...son políticos,y son los que en verdad son un peligro.

Gabriel Cruz dijo...

Y bueno, pobres supongo, porque en vez de dedicarse a algo padre y creativo, tienen que ser el frente que conviva con la parte destructiva que implican los narcos, no quisiera estar en el lugar de un militar.
En efecto Maldito, tal parece que las cosas no van para mejor y ello no es un panorama nada agradable, buena vibra para ello :(

reptilio dijo...

y falta lo peor...

a mi me pasa igual con los de los servicios de transporte de dinero

hasta uno se pone nervioso

pinche pais culero

ojala sea un cambio

Maldito Desgraciado dijo...

Malque: Oaxacos, casi todos.

Sol: Al menos puedes decir que vas a conocer a un militar confiable ;)

Pherro: Tengo varios compas que son exmilitares, en realidad sólo son dos jaja. Sí, yo creo que no sirvo para ese tipo de vida, y a decir verdad, es una vida casi miserable, eso de dar la vida por la patria no me late. Pero bueh, así la cosa, voy a ser de esa gente que no contará cosas espectaculares acerca de sobrevivencia y balaceras... wait! jajaja. Saludos carnal, que andes bien.

Danny: Cierto, los militares hasta eso tienen a quién rendirle cuentas, no se mueven independientes para chingar, como los polis.

Novak: Es incongruente y triste. Ay.

lex: Chido por él, espero que no aparezca muerto en un enfrentamiento. Aunque la neta me importa un kilo de verga lo que le pase.

Gabriel: La milicia está para gente que no tiene recursos, en su mayoría, pues; no faltará el que esté ahí por gusto.

Reptilio: Merecemos un cambio.