23 abril 2012

Sabiduría de borrachos XIV

Hablé con un amigo que anda caminando por la calle de la amargura, y en la conversación también estaba su primo, que se acopló, y la novia del primo acoplado; y no sé cómo pasó, pero se llegó a ésta conclusión respecto a la situación amorosa de ese pobre diablo:
Si te duelen los huevos porque no quiso hacer su jale: no la busques, pero no hables pestes, no seas pendejo, no sabes cuando la puedes volver a ver peda y dispuesta al amor.

6 comentarios:

Danny dijo...

La de veces que he aplicado ésa técnica amatoria.

Es de las poquísimas cosas que están en el área gris profundo donde no sabes si sentirte bien y que valió la pena o sentirte mierda, yo tiendo a sentirme mierda la mayoría de las veces.

Gabriel Cruz dijo...

Y bueno, hay algo de cierto en ello, y menos hablar mal de alguien a quien amaste tanto... aunque supongo que lo digo porque no me han traicionado gacho jejejeje
Buena la reflexión mi estimado Maldito

La Diabla dijo...

o tambien aplica la de: algun dia ella andara con los ovarios azules, y se acordara de ti.

ѕocιaѕ dijo...

Por qué yo nunca he tenido platicas así jajaja.
Pero sí puede pasar eso.

Saludotes Fer

Maldito Desgraciado dijo...

Danny: Viejo, todo en el lado del amor está en la parte gris.

Gabriel: Igual y aunque no haya existido amor, hablar de la gente es sólo ardidez y pendejismo.

Diabla: Orale, hacía mucho tiempo que no leía nada tuyo ni por coments ni por tu blog, chido que sigues viva. Creo que es más fácil abusar por embriaguez que por gusto jaja.

socias: Sí puesde, sí pasa. XD

reptilio dijo...

¡hay wey!