16 mayo 2012

Requiescat in pace, Carlos Fuentes

Se murió a la verga Carlos Fuentes. Leí y pienso leer una que otra más de sus obras, pero no me gusta y como va, no creo que me guste. Me parece aburrido, pretencioso y mamón (a veces). Sus posturas políticas no las conozco del todo: con unas estoy de acuerdo y con otras difiero bastante. 

¿Les duele su muerte?, no mamen, estoy seguro que no leyeron más de lo que les dejaron en la prepa.
¿Los intelectuales en México se están muriendo?, no mamen... bueno, aquí sí estoy de acuerdo, no hay nuevos talentos intelectualosos.

¿Cómo se pide que existan grandes escritores cuando no existen ni medianos lectores?

¿Saben qué me emputa? Como va este pedo, con la muerte del señor Carlos Fuentes, no tarda en ser inmortalizardo como uno de los grandes genios mexicanos, siendo que no lo fue; nunca dijo algo realmente sobresaliente. En unos años más, decir que no nos gusta Carlos Fuentes va a ser sinónimo de críticas negativas, o sea, góe, ¿no te gusta?, no mames... ¿Por qué se le atribuyen cualidades literarias que no tuvo? Por la falta de cultura que tenemos.

Se va a llenar de misticismo su figura; se va a colocar en un nicho su obra; no faltará en estos días el político que quiera sacarle provecho a su fallecimiento: dijo Peña Nieto, Lamento la muerte del escritor que escribió el libro que desmiente al libro que no recuerdo como se llama... Ok, no, pero no tardan en aprovechar su muerte. Así como muchos oportunistas en redes sociales aprovecharon para llenar esa necesidad que no acabo de entender de, quiero demostrar lo poco que sé a como de lugar.

Ahora más que nunca hacen falta líderes de opinión objetivos, no escritores que se privilegian por su opinión política y se les llaman, erróneamente, analistas políticos.

Por lo pronto, se vienen semanas de ventas póstumas de sus libros, que seguro servirán para que se pague una tumba de oro con un epitafio que diga: Aquí yace un adelantado a su tiempo, genio inmerecido.

Descanse en paz, Carlos Fuentes. 

11 comentarios:

Maldito Desgraciado dijo...

Ah, sí, hoy es el cumpleaños de Juan Rulfo, a ese sí agárrenlo a mamadas, señores.

Anónimo dijo...

seguro que está escribiendo sus novelas en el infierno jajajaja

la MaLquEridA dijo...

A mi no me duele su muerte ni me causa conflicto. Sus libros no me dejaron nada. Aura ni La Muerte de Artemio Cruz se quedaron en mi memoria. Cuando un libro no me deja ninguna huella, para mi no sirve.
Y asi es esto, no se por que hacen tanto drama, se murió y ya, asi va a pasar con todos. Bueno o malo el ya tiene su lugar en la historia. En Mexico estamos tan ávidos de héroes que agarramos al que medio alza la cabeza para idolatrarlo -yo no- la gran mayoría, en fin.

elisucha dijo...

http://carlosmalpacheco.blogspot.mx/2011/07/cronica-de-una-muerte-anunciada_09.html

elisucha dijo...

todos se están muriendo :(

D. dijo...

Hola Fer:

En cierto modo, me admiro de la forma en que tomás la muerte de C.F.
Hay algo en la escritura (la tuya, no la de C.F.) que me divierte.

Como se dice, nadie se muere en la víspera; pobre hombre ojalá hubiera vivido lo más posible, pero le tocó.

De sus escritos en particular, acá se leen por ser "referenciales", una exposición del lugar y tiempo de alguien.

Te cuento que por acá se dice que se murió "por una aspirina" (¿?) y en seguida me pregunté si eso significa lo que realmente parece, pensé que tal vez "aspirina" le digan a otra substancia...

No conozco sino el brevario de Fuentes. Pero Juan Rulfo Vizcaíno está entre los top.

Saludos.

Emilie dijo...

Nunca me gustó Carlos Fuentes. Todo bien con él, pero para mi no representa ninguna pérdida.

Chafirete Ruletero dijo...

Los grandes escritores pueden existir a pesar de los malos lectores; los libros están para ser leídos, depende de cada persona si quiere hacerlo o no.
Todas las opiniones son válidas, pero en este caso, a pesar de todo, es innegable la valía de Carlos Fuentes y su aportación a las letras, no sólo en hispanoamérica, si no a nivel mundial, no en balde fue traducido a más de 30 idiomas; y en algo tienes razón, ahora que ha muerto, el tiempo se encargará de demostrar si su obra es buena o no.
Saludos Carnal.

Sol dijo...

A mi si me gusta, leí mas libros de él, no solo los que me encargaron en la prepa >.< Bueno o malo, querido u odiado, es una persona que dejo huella, ya cada quien le dará el valor que cada uno guste.
El tiempo sera el encargado de realmente hacer ver si sus letras se quedaran aquí o se las habrá llevado consigo al otro lado.

¡Quién sabe que pasara! . . . :v . . . ¡saludos!

ѕocιaѕ dijo...

siempre pasa eso, no recuerdas cuando se murió Jobs?
Sus libros, su historia, legado quedará para todos aquellos que les gusto.
Saludos

Cuetzpallin dijo...

Descanse en paz, pues.

Yo sí lo leí, y nunca me pidió nadie que lo leyera. No me gustó todo, no me disgustó nada. Pero me formé una opinión un poco más objetiva (si existe tal) del mentado señor y sus letras. Tuvo lo suyo: lo amaron, lo odiaron, lo ignoraron. Después de todo, es otro más que se va, entre tantos que se han ido y tantos más que irán. Lo único que si me molesta es precisamente toda la mercadotecnia que abundará ahora, todos los que correrán a comprar libros para decir que leyeron algo de Carlos Fuentes, aunque sea una reseña, sin estar verdaderamente interesados en la literatura como tal. Esa gente es como los que le van a los pumas sólo cuando son campeones.

En otro tema... Rulfo rules!

Abrazo.