31 enero 2012

Entonces estaba viendo el techo de mi cuarto y me acordé cuando me acordé de ti...


Voy a hacer un post tipo el reptilio, se me da eso de escribir pendejadas que no tienen nada que ver entre ellas rápido y hacerlas ver como un plagio, sin serlo del todo... Le dije que me gustaba después de ir a comer tripas... Entonces, creo que las caguamas se van a extinguir, los caguamones llegaron para quedarse, y las tortugas no me importan una chingada... Se murió y nadie la va a extrañar, menos mal que era huérfana... Es hora de que nadie sea ninguno... Las distopias que leí cuando estaba más chavo como que están empezando a cocinarse... Te dije yo te haré soñar, y soñar está bien, pero de vuelta a la realidad, se me hace que va a valer verga... A ella no le constan muchas cosas, pero lo que le consta, me gusta que le conste... Ya no me dejan ser Maldito Desgraciado en Facebook, ojalá no te dejaran serlo en la vida real, culero... A ti todo se te resbala... Si no te corrompe el alma, no es amor... La insoportable inestabilidad del avatar... ¿Vas a ir por el menudo?...  Los emblemas de la razón son lo mejor que le pudo pasar a la historia del arte... ¿Se han topado con gente que escribe la onomatopeya de la risa así: jhajhajhajha?... Qué te costaba pasarme fotos... ¿Se le puede llamar onomatopeya al jajaja?... No te pintes para ir por menudo, el menudo no se agüita, yo tampoco... Esto es como un twitt, ¿no?... Se me da entender la vida a pendejadas... Charlotte Gainsbourg me altera... y me gusta... A veces duele menos la derrota que la afrenta... Casi siempre que estoy con ella, se me duerme... Nunca he entendido la parábola de la canción esa que dice: Si tuviera fe como un granito de mostaza♫♪♫... Pinche camiseta retro de los PUMAS está bien chida... Ese perro tiene bien formado el cuerpo—, a mi nunca me has dicho así, ¡vete con el perro!... Dejemos que los muertos se defiendan solos... Amor para vengarse del olvido... ¿Y si la eternidad tiene forma de espiral?... Si existe el alma creo que no nacemos con una... Las cosas que tienen precio son las que menos valen, ¿por qué quieres ponerle precio a tus besos?... Probecita de mi vieja, ¡tan güena siempre conmigo! Por más que le hice sufrir nunca me perdió el cariño... Tengo un tazo con una pepsi gratis, putos... Ya no sé qué hacer conmigo... El infierno es aquí; es ahora... Los focos amarillos me cagan... Si se aprueba esa madre de la SOPA va a haber más piratería y menos calidad y más porno amateur, yeeah!... Le voy a hacer un panteón del tamaño de su ego... Las palabras y las cosas de Foucault me van a poner un viajesote... Lo feo como llega, y así se va... Era una santa la probe y yo con ella un endino; nomás porque no sufriera llegué a quitarme del vicio... No me digas dónde invertir y dónde no... Tienes una manchita ahí, abajo de las promesas... De Proust a Camus hay un chingo de vida... Me da vergüenza equivocarme tanto cuando te escribo... Lars Von Trier es un puto genio... Déjame ser la presa y no el que te acecha... Todo el mundo debería comer sopa con mayonesa y queso... ¿Quieres ser mi reina o mi ruina?... Aquí tenemos la revista junto con muchos libros, bueno, los libros los tiene Cimaco... Tú ven; que yo te invito... Cuando la gente se muere y acabas yendo al velorio, es como en las bodas, siempre acabas pensando en ti mismo... Zombienito Juárez... Es que le dije que se conectara—, ¿es tu morrita o es un bot? eS PAMela... Esa vieja del clima de multimedios está bien guapa y bien pendeja... ¿Nunca han sentido que hacen una especie de zapping neuronal y acaban sin saber qué pedo?... Si no soy yo, va a ser otro, y si va a ser otro, prefiero ser yo... ¿Qué clase de nombre es Itatí Cantoral? No sé, pero está bien buena... Enero pintó bien, sólo falta que frebrero no se cague... Qué hueva ese cabrón que pone todas las frases de colores, yo no lo voy a hacer... Es mejor vivir ciego y sordo que vivir contando heridas... ¿Y entonces ya cuántos días tengo de tu querer?... Tsss Madame Bovary es la novela de novelas... ¿Han sentido spywares en el estómago?... Do the evolution, baby... No me gusta la fiesta brava, pero tampoco me gusta que en las fotos de un torero cornado escriban, qué bueno, se lo merece... Dicen que jue el corazón, yo no sé lo que haiga sido, pero siento en la conciencia que jue mi vicio cochino el que hizo que nos dejara solitos a mí y a mijo... Es un camino solitario el ir corriendo haciendo amigos... Estoy jodido y radiante. Quizás más lo primero que lo segundo. Y también viceversa... Qué rico es eso de besarte hasta que arden los labios... Plagiar esta forma de hacer post me agradó, pero no creo volver a hacerlo por un largo tiempo...

Aquí se supone que va el nombre del blog, pero como me gusta más lo que dice abajo, 
pondré lo que dice abajo: 
Cuando no se puede, no se puede
—Se aprende mejor a la mala

27 enero 2012

Cuando se muerden la cola solos, como en el snake de mi celular

Entonces, ¿qué? Unos mezcales, ¿no?... ¿O vas a decir que somos unos alcohólicos?.
Obvio no, ninguna de las dos, no quiero mezcal y no creo que son tan alcohólicos. No tengo por que pensar que son unos alcohólicos por tomar eso tan... Corriente.
Órale, ¿y eso?
Creo que generalizar es de gente idiota.

Pasan unos albañiles en una camioneta por donde estábamos: le chiflan y le dicen mamacita.

Ash, hombres, todos son iguales.

Sí, yo también creo que generalizar es de gente idiota.

24 enero 2012

El acto va frenando la potencia

Tenía algún tiempo que no me levantaba desde temprano después de dormir un buen rato en la noche, como la gente "normal", y me doy cuenta de que en la mañana el mundo es totalmente diferente. No había notado mucho esto, pues siempre que me levantaba temprano era para ir a la escuela o al trabajo y me andaba con un chingo de prisas, acá, mal pedo. No soy de las personas que acostumbran desayunar cuando despiertan, me da asco la comida. Sólo me tomo un licuado o un jugo y con eso tengo para unas tres horas. Nunca había visto esos programas mañaneros en los que las morras que salen bailando están más ricas que las conductoras. Tampoco me había fijado que la morra que da el estado del tiempo en el canal local es muy guapa. Me puse a pensar en qué pasaría si la morra del clima se pusiera a bailar mientras dice a cuántos grados estamos, de seguro que si hubiera hecho eso antes, ya la hubiera notado. Se le duerme a esos productores. Deberían ser más perversos.

Salí de la casa a las 9:45, con todo el tiempo del mundo para llegar a donde tenía que llegar a eso de las 11:00. Me fui caminando unas 16 cuadras hasta donde puedo agarrar el camión sin tener que transbordar, la mañana estaba muy agradable para caminar. En el camino pasé por una tienda que estaba acordonada y con los vidrios rotos, al parecer la habían robado en la noche; pero no se pudieron robar todo lo de valor. Y en todo el camino al lugar a donde iba me quedé pensando en cómo fue que robaron y porqué sería que no se llevaron gran cosa; pensé que tal vez y agarraron al ladrón, pero lo dudo mucho; luego pensé que el que entró a robar iba por algo en específico. O que ya estando se arrepintió y se fue (cosa que dudo más que haya pasado). 
Llegué a donde tenía que llegar, me ocupé las horas que me tenía que ocupar y regresé a media tarde a la casa. Volví a pensar en el ladrón o ladrones, me entró la idea de que eran varios y si ya tenían planeado el robo o si fue fortuito, y entonces recordé algo en que había pensado (o leído, ya no sé; creo que lo más probable es que debí haberlo leído y luego tergiversado) hace un tiempo.

La noche es la hora en la que se ejecutan todos los planes, es cuando cuentas con la oscuridad como aliada y el silencio como cómplice y el sueño ajeno como mejor amigo. Más si vives en una ciudad que está asustada. Aunque en la noche se ejecuta la maldad, el momento verdaderamente peligroso es el atardecer. El peligro radica en que la perversión nocturna aún está en una fase imaginativa, donde no conoce límites, y se desata lo más grotesco o lo más sublime, pero cuando se llega la hora de la verdad, el acto en sí, va frenando la potencia.

23 enero 2012

BioRapfía

A mi me educó Cypress Hill, Wu-Tang Clan y un poco Das EFX. No había salido de la primaria cuando Insane in the brainC.R.E.A.M. y True fuschnick ya sonaban en mis cassettes, todo por culpa de un vecino que tenía un carnal que era cholo y escuchaba esas rolas. Eran rolas que en ese entonces no tenía idea de lo que decían, y a la fecha sigo sin tener muy claras algunas letras, pero me gustaba (y me gusta) un chingo como suenan.
Después todo valió madre cuando me presentaron a Control Machete; fue cuando mis papás ya entendían las groserías y me castigaban quitándome la comida por una semana y dándome baños con legía.

Como el humo voy, como el humo vengo...

De ahí, como ya eran letras que entendía porque eran en mi idioma (aunque seguía sin entender muchas referencias) empecé a escuchar rap en español y el gabacho lo dejé un poco de lado. Pero no escuchaba rap mexicano, la verdad es que en el país hasta hace poco tiempo comenzó a haber exponentes chingones  que no hablan de sus pitos, ni de sus perras, ni de su drogadicción y alcoholismo, ni de que todos se la pelan, aunque todavía medio underground, éste rollo ya despegó; escuchaba mucho rap de españa (y a la fecha le sigo tupiendo duro).
Entonces en la secundaria, no tuve líos por encontrar una "identidá", nunca tuve una etapa de rockero, de futbolista, de vaquero, de sk8... Siempre tuve mis gustos definidos, pero el mismo rap me arrastró al graffiti, y hubo un tiempo en que el graffiti degeneró un poco y me convertí en una especie de delincuente juvenil con buenas calificaciones. Medio raro. Neta.
Los grupos que escuchaba en esa primera etapa de rap de España eran C.P.V, La gota que colma, 7 notas 7 colores, La Mala Rodriguez, La alta escuela, Frank T, V.K.R... pff!. 2001, no te acabes nunca. 

    
            Soy un chico malo, nena, ponme a prueba... 

No sólo escuchaba rap, pero si era lo que más prefería, y como éste post va dedicado al amor de mis amores, no voy a hablar de ningún otro género que escuchaba.

Fui escarbándole más y más, y ¡soopas!, que me encontré con grupos que en definitiva me marcaron. Recordemos que por allá del 2003 el internet era algo casi desconocido para la mayoría de las personas clasemedieras como yo, pero tuve la fortuna de ser de esa gente que convivió con el ciberespacio desde antes del nuevo milenio (me daba miedo el Y2K), aunque no le sacaba todo el provecho, de cierta forma tuve oportunidad de hacerme de música muy difícil de conseguir por mis rumbos. Y fue cuando Violadores del Verso, SFDK, ToteKing, Dogma Crew, Falsa Alarma, Juaninacka, Arianna Puello, Juanma, Magnatiz y el joto de Nach  y el bondadoso del Chojín, entre muchos otros, llegaron a mi vida.

Nada es tan urgente, nena, nada tan importante como el instante que tenemos delante y el siguiente, y la oportunidad de hacerlo diferente...

Allá por el 2006 me cerré de todo tipo de géneros musicales y sólo escuchaba rap, esa etapa de cerrazón duró poco más de dos años; le hacía caras a las cumbias y a las rancheras, al rock y al pop. Cosa muy mala, pues me perdí de muchas cosas geniales. Para ese entonces el internet ya era un poco más famoso, y en esos dos años de obsesión me puse a escuchar rap de todas partes: nacional, español, chileno, argentino, cubano, otra vez gabacho, y hasta cosas bien extrañas en francés y alemán.

¿?
Aquí sigo sin entender ni madres.

Qué pedo, fue una etapa extraña, pero conocí un chingo de música y me enamoré más del hip-hop.

Y como en toda relación llegó el punto en que uno se harta de siempre lo mismo y se decide que lo mejor es darse un tiempo; así que dejé de escuchar rap y comencé a experimentar con el rock, y no sé cómo pero una cosa llevó a la otra y caí derechito al jazz, así duré otro buen tiempo... ¡Mierda! ¡la música de los negros es muy buena! Y con el jazz me enamoré de nuevo del hip-hop. Y me enamoré más todavía porque me di cuenta de que muchas rolas de rap que me gustaban, estaban sampleadas de las de jazz que estaba escuchando. Así que volví a caer redondito, pero ahora un poco más selectivo con lo que escuchaba, y fue cuando conocí a otros exponentes vergas de España: Xhelazz, Rafael Lechowski, Tr3s monos, El Piezas... y toda la paja se fue solita a la chingada. Además, muchos de los grupos que escuchaba siguieron produciendo e innovando, otros se alejaron un poco de mis gustos, como SFDK, pero otros, como Violadores del Verso, se hicieron un huequito en mi corazón y no faltan nunca en mis playlist.

Aquí pueden poner cualquier frase de esta rola.

Para el 2010 y a la fecha, sigo escuchando mucho rap, aunque como dije antes, ahora tengo otros gustos que no tienen nada que ver entre sí, y creo que es bueno.

En una ocasión, cuando salía con una morra, la vieja me dijo, qué es eso que escuchas, no le entiendo, guacala. No le dije nada, pero tronamos por ese motivo y me quedé con ganas de darle una patada en la cola... Ok no, pero resulta que la vieja criticaba mis rolas y que pinche ascote no sé qué; ella estaba enamorada de Zoe y esa bola de putos. Y no sé cómo pasó, pero ella comenzó a escuchar rap, ¡y le gustó!, y un día que nos topamos en la calle, me dice, oye, pásame rolas de esas que te gustan; y muy campante le contesté, aah, simón, perra, ¿ahora sí?, pues no, botate a la verga, puta...y le di la patada en la cola que me debía... Y no le pasé ni madres. Más allá de la música, la lírica de algunas rolas están muy cabronas, todo el mundo debería de darse la oportunidad de escuchar rap para ser felices.

El pedo (creo) es que el rap  está muy relacionado con los malvivientes, y por culpa de grupos como El Cartel de Santa (que lamentablemente son los que más difusión tienen) esa idea se refuerza.

Desde que descubrí las batallas de gallos de Red Bull (que consisten en que dos MC`s se insulten al son del freestyle [improvisando], algo así como las coplas de Pedro Infante y Jorge Negrete) allá por el 2009, he estado escuchando rap nacional, de España y de los gringos por igual, se me quitó lo malinchista, porque si bien antes ya existían grupos que eran de mi agrado, prefería a los de otras partes. Me está gustando bastante lo que hay, me sorprende que en pocos años subió bastante nivel en cuanto a producción y lírica y se están dejando de joterías como esas del "rap conciencia". Los grupos que escucho de rap de México, siguen siendo el Control Machete (¡chinguen a su puta madre mil veces, putos cristianos! se llevaron a Fermin IV... un MC chingón, snif snif), el colectivo Never Die, que está haciendo cosas muy buenas (de ese colectivo hay que tomar muy en serio a Eptos Uno y a Dabeat Ramirez, bueno, son los que más me laten, pues), a Tino el Pingüino (que aunque el nombre suene extraño, es un MC muy vergas, chequen esta rola) la banda Bastön y a los weyes del 871. Además de beatmakers como el WK, Tocadiscos trez y Jin Beast.

Aquí Dabeat Ramírez. A.k.a. Crimine 23.

La soledad es de quien la quiere, la realidad es que nadie la busca; la perfección jamás se obtiene, la realidad es que todos la buscan; la moral es de quien la mantiene, 
la realidad es que nadie la usa...

Aquí el Eptos Uno.
A algunas les gusto pero no les convengo... jajaja

Aquí el L.E.G.A.S.P.I. del colectivo que nunca muere, Never Die.
Tan tan tan taaan

En cuanto al rap gabacho hay un chingo de material que me gusta bastante, pero ese lo dejo para otro post, por mientras les dejo este vídeo bien chingón de Ill Bill & Immortal Technique:


En fin, aquí le paro con este post que se escribió solito :') Sé que ni van a checar los vídeos ni nada, ya los conozco. Pero de todos modos tenía ganas de escribir esto desde hace un buen tiempo.

Y por último, ahora que hay más mezclas de rap y jazz, ya se imaginarán como estoy de encantado con mi jodida cultura. Cheque nomas, qué chulada.

A esta boca no le faltan vasos, no le faltan besos; le sobran excesos y también fracasos y vomitinas. Veo a Dios en las esquinas de mi cama, y hoy me ha escrito un telegrama: no te rindas. No me rendiré señor, a ti me debo, a nadie daño cuando bebo, soy un buen chico...

Ya me largo. Ojalá se den la oportunidad de checar algo. Y si ya conocen de este rollo, escupan recomendaciones.

La vida es bella si tengo música y botellas.
Juaninacka

5.3

19 enero 2012

Mal ejemplo




Si desde un principio dices que vas a quedar mal, y quedas mal, en cierto sentido quedas bien, ¿no?


15 enero 2012

Cuando mutilan

Según éste y éste otro artículo vivo en una de las 5 ciudades más peligrosas del mundo; la segunda más peligrosa en estos momentos de México. Para el día 9 de enero de éste año ya iban 25 muertes relacionadas con el narcotráfico (estoy seguro que ha de haber más, pero de esas ni se sabe).
A todos los que vivimos en una ciudad violenta, nos afecta directamente todo lo que pasa, te obliga a cambiar la forma de vida que llevas, es como si arrancaran una parte de tu ser; aquí, aquí y acá ya les he contado sobre cosas que me han pasado relacionadas con la guerra contra los malosos. 
Me caga que en la gran mayoría de las platicas que tengo un tema de conversación, o que al menos se toca irremediablemente, son los balazos, los muertos, las extorsiones, la inseguridá... No es que me quiera hacer pendejo y pretender que no pasa nada, pero parece que se volvió obligatorio hablar de violencia. Y siento extraño, pues me da la impresión de que hay gente que disfruta hablar de esos temas. Una se vuelve paranoica y otra parece que se vuelve erudita en cuanto al narcotráfico. 
Para qué les digo que yo nunca estuve muy interesado en la inseguridad, si hasta llegué a visitar el blogdelnarco seguido, ahí aparecían notas de situaciones que pasaban en mi ciudad, y que aquí los medios ni sus luces; todo dejó de interesarme cuando se volvió algo grotesco y lleno de morbo (siempre hubo morbo, cómo de que no, de mi parte siempre hay morbo, pero llegó el punto en que me pregunté, quién está más enfermo, el que ve fotos de decapitados o el que decapita). 
Trato de no tirar basura en la calle, no robo, no soy sicario, no consumo drogas ilegales, no consumo piratería (gracias a cuevana y a mediafire), no voy con putas, no compro cerveza en horarios que está prohibida su venta, levanto la popó de mis perras cuando las saco a dar la vuelta, aunque alguna vez he hecho algo de lo que mencioné, por lo general, trato de ser una persona honrada la mayor parte del tiempo, y también, aunque no parezca, quiero mucho a mi ciudad. Y luego, zas!, te das cuenta de que para no estar con la mierda hasta el cuello, sobresalir un poco, o no sentirte tan inseguro, ya de perdido, sólo te quedan tres opciones (a mi parecer), 1. Si tienes la oportunidad, te vas a la chingada de tu ciudad (de preferencia a una con un buen clima y sobre todo más segura) o hasta del país y tratas de llevártela leve, siendo también una persona honrada la mayor parte del tiempo. 2. Vives rápido y te haces malandro, y aunque no sales del todo de la mierda, al menos te puedes hacer de algo de poder, un buen automóvil, un celular más inteligente que uno mismo, alcohol, un poco de dinero y viejas. 3. Aprendes a nadar entre la mierda. 
La primera, la veo todavía lejos de mi alcance. A la segunda no le entro. En especial porque me puedo llevar entre las patas a gente que quiero, y porque me gusta ser un poco sensato de vez en cuando. Así que me ajusto a lo que hay y aprendo a sobrellevar lo que sucede.
Siendo asertivo con lo que pienso, a las personas que dicen, es que tarde o temprano todo se tiene que solucionar, hay que quedarse en la ciudad y salir a tomar las calles, somos más los buenos, no les creo. No quiero exponerme a que me pase una pendejada por sentirme que soy de la mayoría, de los buenos. Me han asaltado, he visto dos levantones, he escuchado varias balaceras y en una ocasión, cuando Lex vino a la ciudad y lo anduve paseando, nos tocó escondernos de una; a todas las personas que he conocido que murieron en medio de algo violento, y todo lo que les conté que me ha pasado, han sido situaciones fortuitas (como todo en la vida, claro, pero no creo que se le pueda llamar vida a vivir espantado). Lo peor de todo, es que uno se va acostumbrando, lo extraordinario se va haciendo cotidiano, ya no sorprende casi nada, ya no indigna cualquier muerte. Es como si te mutilaran la sensibilidad. 
El Martes pasado, en la madrugada, vinieron a la casa unos policías. Me sacó de onda que llegaran tocando el timbre con tanta insistencia, pensé un tiempo en si debía bajar a ver quién era o no, y al fin bajé a ver qué pedo, pero cuando me di cuenta de que eran unos polis, no abrí. Mis papás se asomaron desde arriba para ver quién era el que timbraba, cuando vieron que eran unos puercos, también se espantaron. Escuché lo que estuvieron hablando y me saqué de onda. Buscaban a un tal Jáques, pero no dijeron para qué, según les habían dado la dirección de la casa como domicilio de quien buscaban. Se arregló ese asunto y se fueron.
Al día siguiente, nos enteramos por qué buscaban y quién era Jáques, resulta que Jáques es un vecino que tuvimos y lo buscaban para informarle que habían degollado a su sobrino.
Sentí algo de náuseas cuando me enteré un poco más de lo que pasó. Y cuando el martes en la tarde salí de la casa, me di cuenta de que los policías, habían maltratado y arrancado algunas de las plantas de las macetas que están fuera de la casa. Cagado, ¿no? 

08 enero 2012

Heinrich Böll, maltratos, economía y cosas peores

 “Cuando estoy borracho, en mis números realizo sin precisión movimientos que sólo quedan justificados por ella y cometo el peor error que puede escapársele a un payaso: me río de mis propias ocurrencias. Una humillación espantosa. Mientras estoy sobrio, el miedo de entrar en escena va en aumento hasta el momento en que lo hago (generalmente tenían que empujarme para ello), y aquello que varios críticos llamaron ‘esa alegría crítica y reflexiva tras la cual se oye palpitar el corazón’, no era más que un frío desesperado con el cual me transformaba en marioneta. Mal asunto por lo demás cuando se rompía el hilo y volvía a ser yo mismo. Es posible que existan monjes a los que les ocurre algo parecido en estado de contemplación; Marie siempre llevaba consigo mucha literatura mística y recuerdo que allí las palabras ‘vacío’ y ‘nada’ aparecían muy a menudo”. Heinrich Böll, Opiniones de un payaso.
Ese libro de Heinrich Böll lo conseguí usado, como la gran mayoría de los que tengo, y es el que he traqueteado más; creo que tengo un libro dentro de ese libro. Me costó 30 pesos y es una buena edición, y cabe decir que estaba en muy buen estado. La semana pasada fui a la librería Gandhi de mi ciudad, cosa que nunca había hecho, y reafirmé mi idea de que leer es para gente rica y opulenta, no para clasemedieros como yo. Los precios están muy lejos de mi alcance, o compro libros nuevos a precios infladísimos, o pisteo durante un mes entero. Por eso me alejo de los best seller de moda, y creo que hago bien, y me acerco más a hurgar entre libros amarillentos en el libro usado. Sumándole que de unos años para acá me he vuelto selectivo, por no decir mamón, con lo que leo; se han de hacer a la idea de que con los libros nuevos que he comprado, es porque no tengo otra manera de conseguirlos. Leer en la computadora me lastima demasiado los ojitos y lo que he descargado en PDF, es porque ni usado ni nuevo lo puedo conseguir. 

Yo soy de esa gente que no respeta: mucha gente que ha visto como trato y tengo mis libros, me han comentado que lo que hago no está bien y que me paso de verga bla bla bla ble blu; la mayoría de los libros que tengo, y que me interesan, están subrayados, con ideas que se me ocurren anotadas a un lado y muchos pies de página, clips con hojas anexadas cuando realmente me ponen a trabajar la rata que tengo en lugar de hamster y muy rara vez, les pego post-it; y también he de decir que si hay algo que me emputa, es que les doblen las hojas en las esquinas. Qué nacos, góe. Y descubrí que esa forma de tratar a los libros, aleja a la gente que los pide prestados leeeejos muy lejos allá por suchingadamadre. Y no es que no me guste compartir los libros, al contrario, pero ya me han hecho pendejo varias veces con buen material.

No sé por qué la mayoría de la gente trata casi casi con pincitas sus libros, ¿será porque los compran en Gandhi o similares? 

07 enero 2012

Yo te quiero tanto que si me dices que no te quiera, no te quiero II

No es que no te quiera ni que no quiera hacerlo, pero ¿puedo prescindir de ti?... En ésto, aunque no quiera, tengo que pensar. Pensarlo muy bien. Me queda mucho sufrimiento por delante; hace mucho tiempo me cansé de buscar un consuelo en las mujeres para mi enfermedad, me cansé de odiarlas después por la ineficacia de sus tratamientos de cura. No puedo seguir intentando que las mujeres me devuelvan un reflejo de mí mismo muy superior a lo que en verdad soy. Me cansé, de mujeres ya estoy bien,  para empezar, y al final de todo, ni tú ni ellas tienen la culpa de nada.

Eres preciosa, ya está dicho. Me encantas. Sin embargo, tú no caminas sin tu propio daño, pero de alguna manera, tu corazón viaja más deprisa que tu mala suerte. En tus grandes ojos existe la promesa de cosas mejores, cosas que tú misma te prometes y prometes a quien quiera escucharlas. Tienes una confianza que primero ofende y asusta, pero que, también intuyo, consuela y arropa. Cosas que admiro, por cierto. Eres una mujer de hacer y deshacer, sin por ello dejar de sentirlo, y tienes ahora, en este territorio imaginario donde yo aún me muevo, la capacidad de sobrevivir y de contar con lo mejor de ti misma como aliado; siendo que yo, a día de hoy, he contado siempre con lo mejor de mí mismo pero como enemigo, de ahí mismo que no sea extraño que te quiera, ni sea casualidad ni capricho que te quiera tanto.

Sabes que no exijo nada de ti; mi amor es ciego y loco y manco y torpe... Perdón, debí decir, sabes que no exijo demasiado de ti. Pero tú, mientras tanto, un día sales a pasear, dos noches te vas de fiesta, una semana a la playa, y cabe imaginar qué más cosas. ¿Estoy celoso?... Esta vez no, porque no tengo territorio qué defender, ni puedo soñar con más paisaje que un lugar en mi imaginación que está vallado por mi locura, y en ese lugar, sueño que estoy contigo, que renazco antes de que me alcances, antes de enfrentarme a ti. ¿Abusas?... A veces creo que yo me dejo abusar, y no me gusta, me haces querer edificar a un hombre que hace y quiere de verdad, un hombre que está si tiene que estar. En otras ocasiones ya he sido un hombre distinto al que soy, pero por ti estoy más dispuesto a ser otra persona. Para qué negarlo ya, si por ti estoy dispuesto a ser lo que fuera.

Las mujeres, que son torpes cuando tienen que serlo, saben muy bien cuando alguien las quiere por encima de cualquier otra cosa, y a ese amor, por muchas vueltas que le den las pobres, es muy difícil renunciar. Los hombres, que somos torpes en los momentos que exigen sensatez, los pocos hombres que de verdad queremos, cuando queremos, no pensamos en nada más. Para los pocos hombres que seguimos enamorados, el amor no es un medio, ni es un fin: es. Y no lo canjeamos por nada.  Y si me prohíbes quererte y dejo de hacerlo, no es porque me lo pidas, sino porque ya no sé hacer otra cosa.

04 enero 2012

Yo te quiero tanto que si me dices que no te quiera, no te quiero I

Eres una mujer hermosa. Pero uno no se enamora sólo de la belleza, ¿o sí?... Yo no lo sabría decir, no me gusta pensar en qué pasaría si tú no fueras un mujer tan atractiva para mí... Si yo fuera como todos los demás, te diría que no me importa, pero en realidad si me importa; tu sentido del humor, tu inocencia, tu altivez, tu arrogancia, tu forma de ser conmigo, son añadiduras que agradezco mucho... Me gusta estar enamorado de ti, de eso estoy seguro y debes estar segura; aunque, a decir verdad, para no sentir que te traiciono, tengo que confesar que necesito estar enamorado para poder poner un pie detrás del otro y pisar firme. De nada me vale estar enamorado de manera imprecisa, como lo estuve con otras mujeres: enamorado de su recuerdo. Porque a ellas las traicioné de una manera u otra, no me refiero a haber sido infiel precisamente, porque la infidelidad no es algo que pueda permitirme, sino dejando de ser, en ocasiones, y no siendo, en otras, el hombre que ellas esperaban que fuese. Aquellos que fui quedaron atrás. No queda ninguno.

Y aún así voy hacia ti, no conozco otra forma de salvarme. O puede que no sea más que un hábito enamorarme de lo incierto... No quiero pensar en ello. Siempre termino hablando sobre ti, pero nunca termino, ¿te das cuenta?, a veces llego a la conclusión, que me asusta bastante, de que mi vida sería insoportable si no te tengo en mi cabeza... Contigo quiero ser el más sincero, ya no soporto la mentira; antes fueron otras mujeres las que estaban en mi cabeza, claro está, no cualquiera. Pero eso no era amor. Y para vivir tampoco me sirve cualquier clase de amor. Necesito del tuyo.

A pesar de todo lo que te quiero, lo que tengo contigo es frágil, en especial después de contarte lo anterior, cualquier paso en falso y temo que todo se derrumbe y que mi derrota lleve tu nombre.

Tengo que estar enamorado de ti y de nadie más. Quiero regalarte mis días y sus noches, mis esfuerzos, mis preocupaciones, mis miedos y todos mis reproches, y si es el caso, te regalo mi destrucción y la de todo mi mundo, o por el contrario, la construcción de uno nuevo y alguna alegría.

Como me encuentro, un beso tuyo bastará para sanarme.