29 febrero 2012

Y sí...

Oficialmente hoy ha sido el día más mierda que he tenido en mucho tiempo.

Lo que va del 29 de febrero ha estado de la verga

No entiendo ni entenderé nunca la pinche necesidad de mucha gente de querer quedar bien siempre: me emputa que por más que piensen que uno no se da cuenta, mienten y mienten, hasta que tienen la mierda hasta el cuello. 
No me gusta quejarme de la vida (en la vida real), siempre me la llevo tranquilo, siempre tengo, si se le puede llamar así, un buen humor. Por eso me emputa que cuando estoy enojado, no lo respeten. Me caga que quieran hacerme sentir bien con pendejadas que no tienen nada que ver. En especial me caga que la gente que me hace emputar, se hace la que no sabe nada y hasta se ofende porque me ven enojado. Pero lo que me reemputa, es cuando se adjudican mis pedos. Como si mi vida girara a su alrededor. 

23 febrero 2012

Teiboleras y geografía

Pues dicen que quieren ver pelos.
Esos cotorreos no me caen, además, aquí qué, allá en Tijuana vi a las mejores nalguitas de todo México.
¿Neta?, ¿en Tijuana? A tus cuentos con otro güey que te los crea, a mi cuéntame una de vaqueros, no mames; yo vi a las mejores teiboleras del agabacho en Los Ángeles.
Pues por eso, no seas pendejo, esas perras que viste en LA son las mismas que se van de mojadas de allá, de Tijuana.

22 febrero 2012

El manual de la bulimia presenta: Correcto proceso para vomitar de Efraín Trava

Colóquese frente al escusado. Asegúrese de que no haya residuos del usuario anterior. Saque el aire de sus pulmones exhalando profundamente después de una inhalación de iguales proporciones. Recuerde que este paso facilitará la operación, agilizándola. Beba, sin interrupciones, el agua con sal previamente disuelta (3 cucharadas de sal por cada 250 mililitros de agua). Esto sustituye cualquier otro vomitivo alopático. Sentirá cómo el estómago se contrae ligeramente y comenzará a sentir un leve calambre en el pecho y espalda baja. Introduzca el dedo índice, previamente lavado, en el interior de la boca hasta alcanzar la faringe; si le es posible, toque la campanilla al final del paladar. Meta y saque su dedo lentamente hasta sentir que un líquido tibio y viscoso comienza su súbito ascenso a través del esófago. Saque su dedo. Intente vomitar. Déjese llevar por los espasmos de su abdomen. Evite la tos innecesaria, ya que ésta podría lastimar laringe y cuerdas vocales. Arroje cualquier tipo de flema o esputo, observando el color. Permita que el líquido fluya libremente y en el menor tiempo. No deje de respirar: los olores amargos y la desagradable sensación de los grumos residuales de alimentos no digeridos son necesarios para motivar el proceso vómico y mantener el estado nauseabundo en un punto climático. Es importante mantener los ojos abiertos durante las contracciones, debido a que esto atenuará el riesgo de golpear la cabeza contra la tapa o la taza del inodoro. Asimismo, ponga especial atención en el color y textura del vómito. En caso de sangrado, consulte a su médico. Los tonos naranjas son los más comunes. Los verdes y amarillos denotan contenido biliar que está acompañado de sabores y olores mucho más amargos e intensos que los mencionados anteriormente. Los transparentes demasiado viscosos y difíciles de arrojar pueden ser producto de algún mal patológico crónico como gastritis o, en el peor de los casos, un cuadro avanzado de úlcera péptica. No se acerque demasiado al mueble, máxime en los momentos en los que esté expulsando despojos sólidos; esto evitará el contacto con los contenidos ya desalojados. Recuerde que el olor de lo que se devuelve se impregna en la ropa y en la piel, y sólo mediante un proceso lavatorio adecuado podrá usted eliminarlo. Termine con la operación una vez que los espasmos se vuelvan discontinuos y dolorosos. Probablemente la sensación asquerosa continuará por algunos minutos, sin embargo, continuar en la misma posición sería inútil, ya que para este momento, su estomago ha sido eficazmente vaciado. Incorpórese y comience sus abluciones.

17 febrero 2012

5.6

¡Es la estrategia, estúpidos!

Calderón razona y responde como policía. Se cree un héroe justiciero, un sheriff, un ‘intocable’. Para él, el país se divide en buenos y malosos. Dice que sólo pide perdón a las ‘víctimas’ –“¿le atravesó una bala a su hijito?, ¡ay!, perdón, disculpen las molestias”– y no a los malvados delincuentes –“¡qué se pudran en el infierno!”–. El país se hunde pero él está muy ocupado en perseguir a los pillos. Si se concibiera como un político, como un jefe de Estado, entendería que tiene que pedir perdón por no actuar para evitar que en este país haya víctimas 'y' haya delincuentes; que haya pobreza, injusticia, corrupción, incultura, subdesarrollo, dependencia... Pedir perdón por haber llevado a la sociedad al nivel de irracionalidad y descomposición en que se encuentra. Por haber llegado a la presidencia a toda costa –“haiga sido como haiga sido”– para no ofrecer al país otra cosa que el espectáculo cotidiano de un festín de sangre y un desfile interminable de descabezados. De esto debería pedir perdón, si tuviera cabeza…

10 febrero 2012

Big Bang Big Boom


BIG BANG BIG BOOM - the new wall-painted animation by BLU from blu on Vimeo.


Si la humanidad no se acaba por una pandemia, por un ataque extraterrestre o uno zombie, probablemente echemos a perder todo de una manera similar a la del final del vídeo.

09 febrero 2012

Sabiduría de borrachos XIII



Me gustan las viejas que no se quieren.
No es que te gusten; son las únicas con las que puedes.
Son las únicas que me hacen caso.
Son las mejores.



01 febrero 2012

5.4

¿Han escuchado esa frase de un roto para un descocido? ¿o esa otra de que siempre hay un chingadazo para un moretón? Pues para todo hay, no importa qué tan horrendos sean, pues hasta en los seres más despreciables existe la necesidad de amar y ser amado; y bien, se dice que el fin de estar en una pareja, es encontrar un complemento, contar con alguien que te permita ser y le dejes ser, que no te juzgue, que sea tu cómplice, no ser una muleta para andar, sino ser alas para volar; y yo no sé, pero sí sé que esto es amor (click para ver el amor), no mamadas. Hollywood se quedó corto.