25 marzo 2013

7.3

Creo. A veces creo que creo, pero creo que no creo más seguido que cuando creo que me la creo por creer que estoy creyendo, y entonces me dan ganas de creer de verdad que creo. Y no creo por el hecho de creer que no creo y no sé en que creer.

3 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

Yo creo que no crees en nada creíble.

Emilie dijo...

Te entiendo. Creeme.

cirugia de nariz dijo...

te entiendo...Es real esa contradicción. Me parece que nos sucede a muchos, y sin embargo muy pocos sois capaces de verlo, y quizá casi nadie sea capaz de expresarlo con esta contundencia tan aérea.
Saludos
Marcelo
Cirujano Especialista en cirugia de nariz