01 junio 2013

Así son los días de sol en el desierto



























1.- Iba a subir una foto mía, pero la de ella atrás de la máscara se ve más sabrosa.

2.- Odio al sol, no me gusta estar bajo 38ºC, me molesta de sobremanera caminar buscando el consuelo de una sombra. Me molesta estar requemado; que mis brazos y cuello y cara tengan una tonalidad diferente a las demás partes de mi cuerpo, así que desde hace unos tres años opté por usar camisas de manga larga, no me importa sufrir más calor, prefiero evitar el cáncer de piel y esa bicoloridad (ya inventé una palabra). 
Tengo pocas camisas o camisetas de manga larga, así que en el verano mi ropa siempre es la misma. No varía mucho de una semana a otra. No me importa.
Veo a la gente que se esconde del sol bajo una sombrilla o gorra que son insuficientes. Evitan a toda costa salir de su hogar. Supongo que también odian al sol.

3.- El sol apendeja a las personas.

4.- El desierto no se anda con medias tintas, o hace un chingo de calor o hace un chingo de frío: curte a las personas.

5.- El sol apendeja a las personas. ¿Por qué seguimos viviendo en un clima tan intenso, desolador? ¿Somos pendejos desde antes de que llegáramos a estas tierras o aquí nos apendejamos? ¿Por qué no nos vamos todos a vivir cómodamente al bajío o al sur del país, donde el clima es reconfortante? Ah, ya me acordé: allá están feos.

6.- Vino una cantante del centro del país a dar una tocada a eso de las 8 de la noche, cuando el sol apenas se quiere ocultar; el concierto fue en una plancha de cemento que ocupa poco más de tres manzanas del desierto, y durante todo el día, ese sol que no se cansa de tostar a las escasas nubes, calienta ese comal que tenemos por plaza. La cantante se estaba ahogando en el escenario, y decía, ay, qué calor se siente, mientras que toda la gente del desierto que se hacinó para escucharla estaba más que cómoda con la temperatura. Lo que me hace llegar a la conclusión de que, aparte de feos esos del centro, están bien puñetas.
  
7.- Aguantamos el calor, las balaceras, las malas administraciones, el polvo. No mames, somos bien pendejos. Casi indestructibles. Pero bien pendejos.

3 comentarios:

reptilio dijo...

hahaha siempre tirandole a los del "centro" hahaha

pero nadie del centro se va a vivir a provincia

por algo sera ¿no?


No mamar con ese calor y sin playa
eso no es vivir


y si la neta se ve sabrosa la de la pic ahi le dices de mi parte ;)

carlosmxax dijo...

no difiere mucho de la zona en donde vivo, sol todo el dia, y sabias que el sol pasa la ropa asi que mejor usar bloqueador para evitar el cancer o de una estar todo en la sombra

saludos!

fanntine dijo...

A mi no me gusta el calor, también uso manga larga todo el tiempo pero no es culpa del sol, los humanos contaminamos, cortamos árboles, somos bien destructivos, provocamos que el calor sea mas intenso y en el desierto, pues hasta ahí decidió establecerse el humano, lo que si es que son guerreros. En donde vivo no llueve, es triste. Saludos!