04 junio 2013

You're born, you grow, you write and never die

Terminé de leer Atrapar una sombra*, de Francisco Amparán, un compendio de poco menos de 700 páginas con cuentos seleccionados publicados a lo largo de su vida, antes leí Otras caras del paraíso**, del mismo Amparán, una novela negra que nada le pide a otras y que me sacó varias carcajadas, y que debo decir, empecé a leer sin muchas ganas, pues pensé que era más de lo mismo en cuanto a literatura regional. Me pongo a pensar seriamente en que me gustaría mucho haber conocido en persona a este autor lagunero. Nunca antes, a pesar de haber leído a varios autores del terruño que retratan al tridente de ciudades de este desierto polvoso en el que nos tocó vivir, me había provocado que dijera constantemente, ah, yo he pasado por esa calle; yo he entrado a ese lugar; he ido a esa colonia; y es algo que agradezco, ya que después de meterme con algunas lecturas pesadas, Amparán me ha dado un respiro, me ha hecho reír en varias ocasiones y no clavarme con ideas sueltas. La narrativa es potente pero no cansa, con un cierto grado de reflexión pero con humor bastante bien llevado. Amparán fue uno de los primeros en incursionar en el tema de la violencia del norte, si no es que el primero; cabe decir que la primera edición de Otras caras del Paraíso es de principios de los 90, antes de que las cosas se salieran de control y a diario hubiera notas, chismes y pláticas desagradables en todas partes respecto al narco. Sin embargo, Amparán no abusa del lenguaje regional para narrar, ni se basa en absurdos como lo hacen otros escritores (que por desgracia sí conozco) para desarrollar sus historias. No puedo decir que llegué tarde a su literatura o que su literatura me llegó tarde, pero sí puedo decir que, pa' qué te morías antes de que te conociera, Pancho. Pa' qué te morías antes de haber escrito más, Pancho. Pa' qué te morías antes de ser más conocido, Pancho.

Y aquí dejo el link de un libro de cuentos que viene antologado en Atrapar una sombra (que ya sé que no lo harán), para que le echen un ojo.

* Jus, libreros y editores, 2013
** Almadía, 2012

6 comentarios:

Antonio Fidalgo dijo...

que curioso, para mi leer a los autores del terruño siempre me resulta mas entrañable...o alarmante, dependiendo el genero!!

veré lo que recomiendas!!! abrazo!

Damian dijo...

a mi me gusta leer novelas que han sido llevadas al cine, para comparar y esas cosas, pero no he leído Harry Potter, si me sobraba el tiempo quizás pero naahh

saludos

Chica Canibal dijo...

De las cosas que me han gustado de lo último que he leido es esto:
"pa' qué te morías antes de que te conociera, Pancho. Pa' qué te morías antes de haber escrito más, Pancho. Pa' qué te morías antes de ser más conocido, Pancho."

TeReSa dijo...

¿Es el libro que regalaron en el Museo Regional? Fui a la presentación de un libro póstumo de Amparán y ahora que recuerdo mi novio no me lo ha devuelto.

reptilio dijo...

¿ya le dijiste a la reinita de abajo que le mando un saludo de "mi parte"?

Maldito desgraciado dijo...

Teresa: Sí, ese merito.