04 agosto 2013

Morbo y cal

Sí, como dije en el post pasado, el jueves fui a la casa de mi novia y fuimos a la frutería. Enfrente, el lugar en donde habían asesinado a dos taxistas. Me llamó mucho la atención la gente, todos, sin excepción, volteaban al lugar trágico, una mirada rápida y se volteaban a otra parte, me pareció ver incluso que los automóviles que pasaban bajaban un poco la velocidad, pero eso es más mi paranoia. En lugar de sangre, casquillos o una cuerda amarilla, sólo había cal en el suelo. Encalaron la sangre. Así como cuando encalan a un perro muerto en la carretera para que no apeste.

3 comentarios:

GAVIOTA dijo...

Era mas fácil echarle agua salina, así de que se va se va!!

Gabriel Cruz dijo...

Que fuerte, y es que si ante un incidente menor las personas no pueden evitar mirar, cuanto más en un evento como este. Mala onda que pasen cosas así hombre :-/

TeReSa dijo...

Acepto que la cotidianidad en la Comarca está de la mierda, pero creo que a veces se abusa de hablar de ello en cualquier reunión. Te juntas para celebrar y terminas hablando de muertos.

Salu2!!