20 noviembre 2014

Este año ha sido muy movido, en exceso. Desde que empezó no he tenido tiempo para casi nada. Trabajos en cantidades absurdas y cada vez menos tiempo para holgazanear. Ay, extraño al 2009, el 2010, el 2011...  ¿cuándo fue que dejé de dormir a las 5 a.m. y despertar hasta que me andaba orinando para despertar todos los días a las 7 a.m. porque ya necesito orinar? ¿En qué nos estamos convirtiendo?