19 enero 2019

pesadillas


El otro día soñé que un vato con cara de perro me correteaba y me decía que regalaba chips de Movistar con cien pesos de saldo, yo me hacía pendejo y le daba el avión, pero el vato me amenzaba con que si no agarraba ese chip me iba a morder, y decía que tenía rabia, y en eso le empezaba a salir espuma del hocico.
De lo demás del sueño no me acuerdo. Pero cuando desperté le dije a Elena que había tenido una pesadilla.
Ella me abrazó y me dijo que todo estaba bien.
Ese mañana, cuando me dirigía al trabajo, me abordó un morrito preguntándome qué compañía de celular tenía, entonces recordé mi sueño, y le di una patada.

01 agosto 2017

27 noviembre 2016

8.5

—Virgencita, ¿será posible construir una máquina cíclica cuyo único efecto sea la transferencia continua de energía de un objeto a otro de mayor temperatura sin la entrada de energía por trabajo?


23 noviembre 2016

8.4

El relevo de nosotros mismos por nosotros mismos se presenta de dos formas: con la enfermedad, pero es fortuita en la mayoría de los casos y nos releva un nosotros angustiado y precavido; con la soledad, un poco más puntual si es manejada con aptitud, pero es malinterpretada con frecuencia. Vivimos en el apendejamiento, entre la improvisación y la prudencia. Somos como el perrito que no puede cruzar la calle.

20 enero 2016

8.3

Tengo un celular siniestro: cuando le pongo una alarma me dice las pocas horas que voy a poder dormir, si es que me duermo.